Email Facebook Google Plus Pinterest Twitter Image Image Image Image Image

Beticismo.net | 25 de octubre de 2014

Scroll to top

Top

Benito Rivero: "Ser bético significa aguantar los golpes y levantarse con una sonrisa"

Benito Rivero: “Ser bético significa aguantar los golpes y levantarse con una sonrisa”
27 de marzo de 2012 | Pedro J. Gallardo

107 Ecos

107 Ecos


×

La semana pasada publicamos la 1ª parte de la entrevista a Benito Rivero Villamarín en la que el nieto del ex presidente del Real Betis echaba la vista atrás para valorar la figura de su abuelo. Hoy os presentamos la segunda parte de esta entrevista en la que ahondamos en la vida y personalidad de Benito Rivero Villamarín, conocemos su visión de la situación actual en la que se encuentra el Real Betis; sentimientos, miedos y e ilusiones de un bético ilustre con un apellido legendario.

BIO | Benito Rivero Villamarín

Nacido el 13 de marzo de 1965, hoy Benito Rivero Villamarín es un abogado de 47 años que realizó un Máster en Dirección Recursos Humanos y ejerce como profesor en Dirección de Empresas en varias escuelas de negocio. Desde 1991 lleva desempeñando puestos directivos en multinacionales como Carrefour y PepsiCo, siendo desde el 2010 el Director de Recursos Humanos de Ventas de PepsiCo para España y Portugal. Hijo de Ángeles Villamarín, la mayor de los seis hijos del histórico presidente bético, Benito se enorgullece de sus colores allá donde va, mientras vive a caballo entre Andalucía y Cataluña.

Betis y Villamarín, matrimonio intemporal | Fotografía: Pedro J. Gallardo

Betis y Villamarín, matrimonio intemporal | Fotografía: Pedro J. Gallardo

Hablemos un poco de ti. ¿Cómo alguien con el apellido Villamarín acaba siendo directivo de empresas como Carrefour y actualmente Director de Recursos Humanos de Ventas de PepsiCo en España?

¿Y por qué no? (Ríe). Yo creo que por mi padre y por mi abuelo, por el apellido Rivero y el apellido Villamarín. Ambos fueron empresarios y siempre he seguido los valores de esfuerzo y dedicación. Nunca he tenido miedo de trabajar allá donde me necesitasen: Barcelona, Madrid, León, Ponferrada… Donde haga falta. Mi espíritu es seguir trabajando y aportando en el mundo de la empresa.

¿Alguna vez te has imaginado formando parte de la directiva verdiblanca?

Las circunstancias nunca me han llevado a ello, pero de una forma u otra siempre voy a estar con el Betis. Pero actualmente no tengo tiempo de ser miembro de la directiva, pues es un trabajo que trae consigo mucha dedicación.  En cualquier caso estoy valorando otras opciones para servir al Betis y seguir manteniendo la estela de Benito Villamarín.

¿Cómo ves al Betis esta temporada?

Irregular. Aunque es cierto que hace tres días estábamos en Segunda. Creo que existe una implicación emocional, porque cuando viene un equipo grande nos crecemos, pero con un equipo pequeño te echas las manos a la cabeza. Aunque tenemos que apoyarlo, es lo que toca, hay que aplaudir más y silbar menos.

Miro más a los tres de abajo que a los de arriba. Yo lo único que espero es la permanencia. Debemos gestionar y limpiar todo lo que tenemos y, poco a poco, ir avanzando. Nos perderemos si pensamos en Europa. Creo que fue una decisión valiente apoyar al entrenador.

¿Qué te parece que uno de los patrocinadores del club sea Coca Cola, y no Pepsi?

Hombre, me hubiera encantado que hubiese sido Pepsi. Yo tengo un sentimiento, que es Betis; y a la vez una marca, que es Pepsi.

Vives a caballo entre Sevilla y Barcelona. Y Cataluña es un lugar donde el beticismo está muy presente dada la afluencia de emigrantes andaluces que habitan en esta CC.AA. ¿Cómo se vive el sentimiento verdiblanco allí?

Para mí ser del Betis en Cataluña es una tarjeta de visita fantástica. Con solo decir que soy del Betis se me abren muchas puertas. Hay muchas personas arraigadas en Cataluña cuyos padres y abuelos eran emigrantes, y tienen ese sentimiento verdiblanco. Yo me siento muy a gusto y, de hecho, existen muchas peñas a las que tengo previsto visitar.

El nombre de Benito Villamarín es conocido, pero a la postre lo asocian al campo. Lo que yo pretendo es explicar el por qué de la figura de mi abuelo basándome en hechos concretos. Explicar por qué cuando hablamos de Villamarín y de Betis hablamos de la misma cosa. Con 43 años le detectaron cáncer, y en situaciones tan duras, se mantuvo al frente de la nave bética. Es un ejemplo de que, ante situaciones duras y complicadas, tenemos que seguir adelante.

Tengo una frase que dice “aguanta los golpes, que mañana será un nuevo día”. Lo que hay que transmitirles a los béticos es que mañana será otro día, y que las decisiones que se están tomando desde la directiva son por el bien del Betis. Hay que verlo en positivo, porque a veces es muy fácil verlo todo desde la barrera, pero tenemos que apoyarnos más entre todos. El enemigo no está en casa.

Benito Villamarín saluda desde el palco de honor a los béticos a su vuelta de Estados Unidos tras su primera operación de cáncer | Fotografía: Archivo personal de Benito Rivero

Benito Villamarín saluda desde el palco de honor a los béticos a su vuelta de Estados Unidos tras su primera operación de cáncer | Fotografía: Archivo personal de Benito Rivero

Destaca a algún jugador de la plantilla y di por qué.

Me gusta mucho Iriney en cuanto a la pasión y la entrega que le echa en cada partido. Es un baluarte importante y un ejemplo a seguir por parte de todos. Puede haber otros jugadores con mayor calidad técnica, pero lo que queda de liga es para echarle coraje, sacrificio y esfuerzo.

En cuanto a su renovación, dependerá de las condiciones. ¿Nos lo podemos permitir? Las fichas hay que entenderlas, son fichas firmadas en el pasado y quizá ahora no podamos asumirlas. Lo que está claro es que en esta nave necesitamos compromiso. La tormenta se prevé fuerte, y los que se queden deben comprender que deben poner toda su pasión y esfuerzo.

Aunque también hay que entender a los jugadores, porque la vida profesional de un futbolista en la élite es muy corta. La decisión al final, será de ellos. Pertenecer al Betis tiene partes muy buenas, pero también las puede tener menos buenas. La clave es el compromiso.

Recientemente se ha presentado la Fundación Real Betis Balompié, la cual fomenta los valores deportivos así como la lucha contra la marginación y la exclusión social. ¿Cómo valoras esta iniciativa?

Todo lo que sea ayudar a los demás me parece excepcional, y más si la iniciativa parte del Real Betis Balompié. Hay que ayudar a los más necesitados de la sociedad, es un principio que debe estar siempre presente entre los valores del Real Betis. Apoyo esta asociación al 100%.

¿Qué significa para Benito Rivero Villamarín ser bético?

De los sentimientos que yo tengo, el que tengo más claro es, aparte de la familia, el ser bético. Es una filosofía en la que se priman los valores de esfuerzo, perseverancia, aguantar los golpes y levantarse con una sonrisa. Utilizamos un lema como el “viva el Betis manque pierda”, que es un canto a la esperanza. Es decir, a pesar de perder seguimos manteniendo nuestra lealtad y fidelidad a ese sentimiento.

¿Cuál ha sido el momento bético más importante de tu vida?

Para mí, el año 1977 con la primera Copa del Rey. La vi en blanco y negro, de pequeño, y es el recuerdo que conservo con más ilusión. Otro recuerdo, no bético, pero sí en el campo del equipo, el encuentro de España contra Malta.

¿Te ha hecho llorar el Betis alguna vez?

Recuerdo llorar de alegría en el año 1977, lo vi con mi padre y familiares, y lo recuerdo perfectamente. Ya de mayor, con la edad te haces más duro. (Ríe)

De tristeza tengo más recuerdos. El momento de mayor rabia fue cuando escribo el artículo “Pasado, presente y porvenir del Betis”, título con el que ya firmó mi abuelo un texto en el pasado. El mío, publicado en ABC en el año 1988, fue un homenaje a él. La noche que lo escribí no podía dormir, y lo escribí. Fue visceral. Me salió del corazón.

¿Cuál es tu mayor sueño como bético que todavía no has podido cumplir?

Ganar la liga, está claro. La copa la hemos ganado dos veces, y la liga una vez. Pero han pasado demasiados años. (Ríe)

Describe brevemente qué piensas al oír… Manuel Ruiz de Lopera.

Fue un presidente que tuvo su momento de gloria en el Betis, pero no supo en qué momento marcharse. Quizá no supo gestionar su éxito. Aunque supongo que su intención inicial fue buena, lo supongo.

… Pepe Mel.

Es, sobre todo, sentimiento y pasión por el Betis. Hay que darle todo el apoyo posible, y después las cosas saldrán o no.

… Rafael Gordillo.

Una leyenda. Lo he visto jugar y tengo una buena relación con él, pues su padre trabajó en la fábrica de mi abuelo. Tengo un sentimiento muy bueno hacia él, y creo que es todo corazón para con el Betis.

… José Antonio Bosch.

Simplemente un administrador con unas órdenes marcadas por la jueza que lleva el caso. Hace su trabajo.

… Miguel Guillén.

Es una persona muy preparada y profesional. Hay que darle tiempo para que organice el club, pero pienso que la directiva que está formando tiene una gran pasión por el Betis. Se merece mi máximo respeto.

Por último, un mensaje para la afición verdiblanca.

Ante todo, un mensaje de unión. Debemos apoyarnos en la situación actual, pues se está trabajando en la línea adecuada. También paciencia. Tenemos que trabajar como un equipo desde un enfoque positivo.

Es necesario buscar alternativas y dar consejos, pero lo más importante es aplaudir a los jugadores. En todos los partidos que juguemos en nuestro estadio, aunque vayamos perdiendo 0 a 3, debemos aplaudirlos, estar con ellos. Es lo que más me importa, porque es la única forma que tenemos todos para salir adelante con el equipo.

Benito Rivero Villamarín, el legado de su abuelo | Fotografía: Pedro J. Gallardo

Benito Rivero Villamarín, el legado de su abuelo | Fotografía: Pedro J. Gallardo

Actualmente cursando la Licenciatura de Periodismo en Sevilla.

  • Enrique

    Señor Rivero Villamarín me gustaría saber si usted conserva la emotiva carta que su abuelo don Benito Villamarín Prieto (D. E. P.) dirigió a sus directivos con motivo de su grave enfermedad que le impedía seguir tomando el timón de la Nave Verdiblanca, Patrimonio Histórico:

    “Mis queridos compañeros y amigos:
    Esta carta va dirigida a vosotros en particular, como representación oficial y legítima del Real Betis Balompié y, a través de vosotros, a la gran afición blanquiverde en general.
    ….
    Para vosotros, y en vosotros, para todos los béticos.
    Un abrazo.
    Firmado: BENITO VILLAMARÍN PRIETO.
    Presidente del Real Betis Balompié.

    • Benito RIvero Villamarin

      Enrique,

      Tengo el contenido de la carta publicada en un periódico pero la original no la conservo.

      Un saludo

      Benito