Beticismo.net

El fichaje de Macià supone una oportunidad única -quizás la última- de hacer las cosas bien.

El consejo del Betis lleva semanas eludiendo sus responsabilidades, dejando pasar los días hasta el 9 de diciembre. La situación, no obstante, se ha vuelto insostenible, a la par que ridícula.

A pocos meses de que se cumplan diez años de los mayores éxitos verdiblancos, el Real Betis Balompié sigue cuesta abajo y sin frenos, víctima de una falta de profesionalidad sin precedentes.

El descenso provocará la huída masiva de futbolistas, que no están dispuestos a cumplir con la rebaja salarial que ellos mismos firmaron

La marcha de Guillén y la permanencia de gran parte del Consejo, han dado lugar a una inoportuna y absurda "lucha de poder"

La afición ha demostrado ser el mayor patrimonio del Real Betis en una temporada para olvidar
Página siguiente