Beticismo.net

A pocos meses de que se cumplan diez años de los mayores éxitos verdiblancos, el Real Betis Balompié sigue cuesta abajo y sin frenos, víctima de una falta de profesionalidad sin precedentes.

El descenso provocará la huída masiva de futbolistas, que no están dispuestos a cumplir con la rebaja salarial que ellos mismos firmaron

La marcha de Guillén y la permanencia de gran parte del Consejo, han dado lugar a una inoportuna y absurda "lucha de poder"

La afición ha demostrado ser el mayor patrimonio del Real Betis en una temporada para olvidar

Los últimos partidos del conjunto verdiblanco demuestran que el principal problema de este equipo es la actitud.
Página siguiente