Centenario Adán: Cronología de un icono verdiblanco

Capitán, ídolo del Beticismo y ahora, centenario. Desde que llegara a Heliópolis, allá por enero de 2014, Antonio Adán ha dado pasos de gigante para convertirse en alguien importante en la historia reciente del Real Betis Balompié, y no ser uno de tantos jugadores que defendieron sin pena ni gloria las trece barras. Él es uno de los jugadores que, junto a Rubén Castro, pueden afirmar que han vivido lo mejor y lo peor en el Benito Villamarín. Repasamos en las siguientes líneas su etapa como jugador del Real Betis. Dos años y nueve meses que, esperemos, sean muchos más defendiendo el arco verdiblanco.

TEMPORADA 2013/14: UN REGALO PARA DIGERIR EL DESCENSO

Su compromiso con el club y sus ganas de crecer con él quedaron reflejadas por primera vez en el descenso

No fue esa una temporada para el recuerdo en Heliópolis. Todo apuntaba a un año de disfrute para la parroquia verdiblanca, pero la realidad fue radicalmente opuesta. El maravilloso Betis de Mel, clasificado para Europa con todo merecimiento, se desintegró a una velocidad vertiginosa, llevándose por delante todo lo construido en menos de una temporada. De aquella campaña de tan nefasto recuerdo Antonio Adán y Alfred N’Diaye fueron las únicas notas positivas, dentro de los fracasos, uno tras otro, en una planificación deportiva que llevó al Real Betis a Segunda División.

En enero de 2014 llegaba Adán, procedente del Cagliari italiano, en busca de una nueva aventura en la que sentirse importante y querido. Canterano del Real Madrid, el de Mejorada sufrió el mismo, sino que otros cancerberos, vivir a la sombra de Iker Casillas como portero suplente. Tan solo fue protagonista gracias a la polémica entre el actual portero del Oporto y José Mourinho, que le llevó a ser titular como venganza del portugués. La situación duró poco y Adán acabó recalando en la liga italiana. Su aventura en el Calcio fue tan efímera como decepcionante. No era titular, algo fundamental para él, y eso le llevó a aceptar la oferta del Real Betis en invierno. Los verdiblancos ya intentaron ficharle en verano de 2013, donde finalmente llegaron Guillermo Sara y Stephan Andersen, para cubrir la baja de Adrián San Miguel.

Un descenso implica cambios en la plantilla, jugadores que no quieren aceptar jugar en Segunda División y por ello se marchan, pero ese no fue el caso de Adán. Sabía a donde venía y el riesgo de perder la categoría, pero en esa media temporada hubo algo que le convenció para permanecer un año más en el club: la afición. Sus actuaciones en Liga y Europa League, así como su actitud fuera del campo le convirtieron en un símbolo para el beticismo. Una de las piedras sobre la que cimentar un nuevo Betis, reto que aceptó sin vacilar. “La gente que de verdad quiere estar lo sabe perfectamente”.

TEMPORADA 2014/15: UN ÍDOLO SE ERIGÍA DESDE EL FANGO

En Segunda División volvió a ser clave, a pesar de un flojo arranque, con polémica incluida

Para convertirse en uno de los ídolos del beticismo el compromiso es algo innegociable. Adán cumplió su promesa y permaneció una temporada más en el club, pero avisó de que sería una y no más, como así estipulaba su contrato. El ascenso a la primera era para el Real Betis el objetivo único, al igual que para Antonio, que apostaba por ello. Comenzaba un nuevo año, con Julio Velázquez como entrenador y siendo uno de los capitanes junto a Perquis, Xavi Torres y Jorge Molina. Media temporada le hizo falta al madrileño para hacerse con el brazalete, una muestra de su importancia en el vestuario. Quizás por eso no tuvo reparos en alzar la voz, por primera y última vez desde que está en el Real Betis, para quejarse. El motivo, su mal inicio de temporada. El culpable, según el, Kike Burgos, entrenador de porteros.

“Soy exigente conmigo y con los que tengo alrededor, con los que trabajan conmigo. El entrenamiento diario se refleja en el fin de semana y es importante para mí. Estoy de acuerdo con la opinión que se ha generado de que he cometido errores. Lo trato con normalidad. Si siempre fuera perfecto, no sería portero del Betis. Pero si durante la semana no tengo ese trabajo, difícilmente el fin de semana tendré el nivel propio de mí o lo demostrado el año pasado”. Duras declaraciones que provocaron una guerra abierta zanjada por el club con el cese de Burgos y un expediente para el meta. Tras ese episodio David Relaño, entrenador de porteros a su llegada y sustituido por Kike Burgos, volvería a ocupar el puesto.

Algunos béticos se posicionaron en contra de Antonio Adán, criticando sus formas, aunque la mayoría optó por defenderle, otra muestra más del peso que había adquirido en tan poco tiempo. Lo que algunos catalogaron de pataleta para excusar su bajo rendimiento pareció surtir efecto, ya que el madrileño, junto a Rubén Castro, fueron los pilares del Real Betis aquel año. El ascenso llegó, solo se necesitó un año, y eso solo significaba una cosa: queda Antonio Adán para rato. Ahora, en Primera División, el sitio que se merecía tanto el club como el propio cancerbero.

TEMPORADA 2015/16: ADÁN, CASTRO Y NUEVE MÁS

Antonio Adán ante el Real Madrid, una de sus mejores actuaciones la pasada campaña (Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images)

“Un ascenso del Betis no es para pasearse por las calles”. Así de contundente se mostraba el madrileño tras conseguir el ascenso como verdiblanco. Una temporada y media después su figuraba se agrandaba. Capitán, figura clave y una de las voces autorizadas del vestuario, siempre estuvo a la altura defendiendo al Real Betis tanto dentro como fuera del campo. Más de una vez tuvo que hacerlo, si nos referimos a lo segundo, para hablar claro. Adil Rami, jugador del Sevilla, fue una de sus víctimas en la víspera de uno de los derbis. “Rami ha intentado ser Piqué; no representa al Sevilla FC ni respeta al Betis. Después de un año viviendo en Sevilla todavía a no se ha enterado de lo que es un derbi”, en relación a unos comentarios irrespetuosos del francés en redes sociales sobre el Real Betis.

En lo futbolístico, lo más importante en definitiva, Antonio Adán vivió la que quizás ha sido la mejor temporada de su carrera deportiva. En otra campaña llena de turbulencias el madrileño fue, junto a Rubén Castro y Alfred N’Diaye, los pilares de un Betis que acabó decimo, pero que no ofreció, ni mucho menos, la imagen deseada. No fue una temporada alegre para el equipo, ni tampoco para la afición, pero en lo personal Adán consiguió acabarla como uno de los mejores porteros, tanto a nivel nacional como de Primera División, lo que le valdría para estar entre los candidatos a la selección en numerosas convocatorias. La llegada de Julen Lopetegui a la selección le abre la posibilidad de conseguir un premio casi imposible con Vicente del Bosque, que no vio nada especial para convocarle.

El Real Betis de la pasada temporada fue, para muchos, los goles de Rubén Castro y las paradas de Antonio Adán, que siguió agrandando su leyenda en verdiblanco. Muchos le veían fuera del equipo tras acabar la temporada, como ocurrió con N’Diaye, pero el madrileño volvió a sorprender. “Recibí ofertas, pero lo que tengo aquí no se puede mejorar”, admitió hace varios días. Todavía quedan jugadores que dan su sitio al cariño de la grada y la estima del club al mismo nivel o mayor que al económico. Ofertas nunca le faltaron, tanto de España como de Inglaterra, pero en su cabeza solo está crecer con el club que apostó por él de verdad, dándole minutos, cariño y protagonismo. El día que el propio Adán vea que, o bien él o bien el equipo, ya no da más de sí o la oferta es irrechazable para alguna de las dos partes se irá, como es lógico, pero lo hará con el cariño de todo el beticismo. Se pueden hacer las cosas bien, hablar claro y ser respetado y querido en el mundo del fútbol. Que el Real Betis siga creciendo, y quizás de esa forma podamos celebrar pronto su bicentenario como verdiblanco.

Escrito por

Periodismo deportivo. En radio, dirijo y presento el 'Estilo Betis' del martes y colaboro en el Estilo Betis del viernes de Neo FM [90.4]. Ademas, soy redactor en Beticismo.net, con la previa y el 'press review' de cada jornada: Crónica, 'Uno x uno' y MVP del partido, todo en un artículo.

No comments

LEAVE A COMMENT