Irene Guerrero: «Nos exigen entrar en la Copa, pero vamos partido a partido»

Antes del parón navideño y del ansiado derbi sevillano, Irene Guerrero, la capitana del Real Betis Féminas, analiza y hace balance para Beticismo.net de lo que va de temporada.

409A7873

P. Analizando la situación del equipo, han pasado de cuatro derrotas consecutivas a dos victorias seguida. ¿Cómo ve al equipo en este momento?

R. Tengo una visión positiva en cuanto a la valoración de los partidos que está haciendo el equipo. Porque es verdad que las derrotas que hemos tenido han sido ante unos rivales que, a día de hoy no son de nuestra liga. En cambio, cuando hemos tenido que dar la talla contra rivales directos, equipos como el Granadilla, creo que el equipo ha sabido estar a la altura, ha sabido dar la mejor versión del Betis Femenino, y eso en los partidos de casa nos hacía mucha falta para poder darle una alegría a los aficionados. Con todo el trabajo que estamos llevando a cabo, creo que podemos irnos tranquilas.

P​. ​Después del parón de Navidad llega el primer derbi. ¿Qué significa este partido para usted?

R.​ ​No sabría describirlo porque, para mí, siempre ha sido un sueño desde pequeña. Lo primero, jugar en el Betis Femenino, porque cuando era pequeña no había equipo. Que a día de hoy yo pueda representarlo orgullosa, siendo capitana… Es que me pongo hasta nerviosa, porque es un día histórico, y poder hacerlo como capitana… Tengo muchas ganas, van a ser sensaciones increíbles. Lo llevo esperando desde que era pequeña, cuando mi pasión era el fútbol. Estoy deseando que llegue el 7 de enero. Mi mejor regalo de Reyes sería ganar ante el Sevilla.

P. ¿Cuál es el principal objetivo del equipo para esta temporada?

R. Nuestro objetivo es ir partido a partido. Es cierto que desde el Club nos exigen entrar en Copa de la Reina, pero nosotras nos hemos dado cuenta de que ese tipo de cosas nos pueden generar un poco de presión y no llevar a cabo el fútbol que nosotras sabemos hacer. Nuestro objetivo a corto plazo es ir partido a partido y puntuar cada semana y, luego, llegar a la Copa de la Reina. Todo lo que venga después, bienvenido sea.

P. Actualmente estáis en puestos para disputar la Copa. ¿Os veis en ella?

R. Claro, hay plantilla de más para estar entre los ocho primeros, pero este año se puede comprobar que la categoría es mucho más competitiva y que, en cuestión de semanas, ganas y estás en puestos de Copa, o en una jornada empatas o pierdes y estás fuera. Si miramos la clasificación, salvando a Atlético del Madrid, Barcelona e incluso Valencia, que están un puntito por encima, el resto de equipos de mitad de la tabla y puestos de Copa están muy parejos en cuanto a puntos, y eso también hay que tenerlo en cuenta. No somos las únicas que saben hacer buen fútbol.

P. ¿Cuál cree que es el rival más fuerte de la Liga Iberdrola?

R. En esta categoría no podría decirte sólo un equipo que nos pueda plantar cara, porque se ha podido comprobar que incluso un Albacete fue capaz de marcarnos un 4-0 y ponernos las cosas difíciles. Después, sin embargo, nos encontramos ante el Levante, un equipo con expectativas mucho mejores, y fuimos capaces de ganarles. Creo que tenemos que centrarnos en nosotras, en hacer nuestro fútbol y sacar lo mejor de cada una individualmente para el equipo. Ése es el camino a seguir durante toda la temporada.

P. ¿Es difícil ser la capitana del Real Betis Féminas?

R. Sí, es complicado porque no estás representando a cualquier club, estás representando al Real Betis Balompié, y eso conlleva mucha responsabilidad. Porque es una entidad que es sentimiento, no es política, no es llevar el brazalete los domingos y ya está. Tú estás representado a millones de aficionados que te siguen por las redes sociales, que van a los partidos. Viajas y siempre hay béticos apoyándote. Entonces, te diría que es complicado por la parte de la responsabilidad, pero también está la parte positiva, porque cuento con compañeras en el equipo que tienen bastante veteranía y que me han enseñado muchísimo. Desde que empecé a los dieciséis años hasta hoy, existe una versión más madura de Irene.

P. ¿Cómo es vuestra relación con María Pry, la entrenadora?

R. La relación es totalmente buena, totalmente sana. Siempre suele tener una relación cercana con todas las compañeras y se preocupa de cómo estás físicamente, cómo te encuentras psicológicamente… Su principal virtud es que intenta que las 21 futbolistas de la plantilla estemos enchufadas, y eso se ve en cada jornada. Porque una jugadora un domingo es titular y al siguiente está fuera de la convocatoria, pero la compañera que la sustituye, que la semana anterior no jugó, también da el cien por cien, y parte de culpa de eso la tiene la entrenadora, de saber mantener a todas las jugadoras metidas dentro en la plantilla, haciendo que todas sean importantes.

P. ¿Se respira un buen ambiente en el vestuario?

R. Sí, la verdad. Yo he estado en diferentes clubes y este ambiente es el de una piña, es como una familia, para mí y para muchas. Hay que tener en cuenta que del fútbol femenino sabes que no vas a vivir. Se comparten muchas horas de entrenamiento, de viajes, y al final intentas que todo sea más ameno, más llevadero. Para mí son como mi segunda familia, y lo valoro muchísimo.

P. Se debate mucho sobre si el fútbol femenino no tiene la importancia y el reconocimiento que merece. ¿Qué opina al respecto?

R. Te haría una valoración progresiva. Sí es verdad que, si miras seis años atrás, las futbolistas que son más veteranas se echan las manos a la cabeza viendo lo que hay a día de hoy, por el apoyo que hay, en cuanto a medios de comunicación, apoyos económicos… Ese tipo de cosas que ellas no han tenido y que ahora sí se están dando. Es verdad que ha habido una notable mejora. Pero hay que apretar un poco más, intentar que el fútbol femenino sea más vistoso, que no sean sólo Gol o la Liga Iberdrola las que apoye el fútbol femenino, sino también otras grandes empresas. Es complicado, porque es cierto que el fútbol femenino no genera los mismo beneficios que el masculino, pero pienso que, si no se empieza a apoyar en pequeños proyectos, no se va a llegar nunca a equiparar. Por eso invito a que vean el fútbol femenino y a que las pequeñas empresas nos apoyen todo lo que puedan.

Irene Guerrero, capitana del Real Betis Féminas

P. Cuéntenos, ¿cómo empezó su carrera futbolística?

R. En mi familia todos han sido deportistas, no sólo futbolistas. Pero a mí el que me metió el ‘gusanillo’ del fútbol fue mi hermano. De pequeña lo tenía como un referente. Lo veía jugar a tenis o a lo que fuera, y yo iba detrás a hacer lo mismo. Él decidió centrarse en el fútbol y yo quería seguir sus pasos. Mis padres me decían «niña, las sevillanas», «niña, la gimnasia», «el fútbol no, que hace daño»… Hasta que mi padre ya dijo «la tenemos que apuntar». Yo tenía clarísimo que quería ser como mi hermano y jugar a fútbol.

P. ¿Cuáles son sus proyectos de futuro, tanto futbolísticos como académicos?

R. Este año termino la carrera. Estoy estudiando Ciencias del Deporte y, a corto plazo, quiero sacarme el Máster de Optimización del Entrenamiento y Redaptación Físico-Deportiva, porque me gustaría ejercer como readaptadora física cuando me retire. Si es aquí, en el Betis, para mí sería un orgullo. Intentaré dar siempre lo mejor de mí. A largo plazo, también me gusta la docencia, y me gustaría probar cómo sería, pero la parte física es la que más me apasiona.

P. ¿Cómo te definirías en el terreno de juego?

R. No me gusta mucho definirme, pero considero que soy una futbolista con una buena visión de juego. Intento darle ritmo al equipo, saber en cada situación si necesita calma e intentar dársela, o si necesita profundidad e intentar dársela. En general, intentar llevar los ritmos del partido, en beneficio siempre del equipo, y tirar cuando el equipo ya no pueda más, demostrar que tú sí puedes. Si estás en el minuto 80 y no puedes más, hacer un esfuerzo y transmitirlo al resto de compañeras, enganchar a cada una de ellas. Sí tú tiras, el resto también va a tirar. Es importante tener calidad, pero pienso que esto es más importante. A mí me gusta llevar el ritmo del partido por el equipo.

P. ¿Se ve en otra posición que no sea la que tiene ahora, en el centro del campo?

R. Sí, estoy a disposición de Pry. Si me quiere poner incluso de portera, creo que no me quedaría otro remedio que ejercer de ello. De mediocentro como más cómoda me siento, pero he probado posiciones como interior, incluso de media punta, pivote. De delantera no tanto, pero en todo lo que abarca la zona del medio y los laterales me suelo desenvolver bastante bien.

P. Se suele tener un ejemplo a seguir, un referente, en este deporte. ¿Cuál es el suyo?

R. Desde pequeña mi ídolo siempre ha sido Zinedine Zidane. Es cierto que lo vi jugar muy poco, pero lo poco que vi de él me encantó. Me fijaba en sus movimientos, en la elegancia que tenía a la hora de conducir la pelota, de dar el último pase y saber cuándo darlo y cuándo no, el esconder la pelota… Cuando era más pequeña, que jugaba con los niños, recuerdo ponerme vídeos de él antes de jugar para motivarme.

P. ¿Sueña con llegar a la selección?

R. Nunca se pierde la esperanza. Yo trabajo por mi equipo, intento dar lo mejor con el Betis y eso lo veo como el premio al esfuerzo, y al trabajo que haces cada semana con tu club. ¿Que llega? Yo estaría encantada de poder representar a la selección española. No pierdo la esperanza de que haya una llamada por su parte.

P. ¿Qué es para usted el Real Betis? Defínalo en tres palabras.

R. Pasión, unión y amor.

P. ¿Se ha planteado su salida del club para seguir creciendo?

R. Soy una futbolista a la que le gusta es vivir el presente. A día de hoy estoy en el Betis, estoy muy contenta, soy bética. Intento dar lo mejor de mí con ellas. Pero no sé que va a pasar el día de mañana. Quién no me dice a mí, poniéndonos en lo peor -y toco madera para que no pase-, que dentro de dos semanas me lesione y mi carrera deportiva no sea la que tenía pensada. Plantearme salir del club no lo haría, porque, si pasa alguna de estas circunstancias, creo que es algo que puede quemarte mucho a nivel mental. Por eso, yo me centro en ir semana a semana, centrarme en lo que estoy haciendo, y lo que tenga que venir, que venga.

P. ¿Cuál es su deseo para esta temporada?

R. Que el Betis gane la Copa de la Reina. No creo que sea algo imposible porque, de hecho, el Granadilla el mismo año que ascendió, cuando a nosotras nos eliminó en el playoff de ascenso, ganó la Copa. Yo no lo descarto, no hay nada imposible. Hay que trabajar, hay que esforzarse, hay que sudar mucho, eso está claro. Pero para mí sería un sueño, eso lo primero; lo segundo sería ganar el derbi, lo tengo claro.

Irene Guerrero, capitana del Real Betis Féminas

Escrito por

Joven estudiante de Periodismo. Amante del fútbol y futura periodista deportiva. Quiere ofrecer una mejor imagen de este periodismo tan cuestionado actualmente, y demostrar que su criterio es igualmente válido.

No comments

LEAVE A COMMENT