Las últimas ocho balas de un hombre paciente

Con Antonio Adán ya operado de sus molestias en el pubis, lo que le hará perderse lo que resta de temporada, todas las miradas se centran ahora en ese portero gallego de 34 años que lleva cuatro temporadas bajo la sombra del banquillo del Real Betis Balompié. Hablamos, cómo no, de Dani Giménez, guardameta suplente del equipo verdiblanco y tercer capitán -un líder ‘silencioso’, desde luego- por detrás de Joaquín Sánchez y el propio Adán.

Un hombre que apenas ha tenido trascendencia mediática desde que llegó a Heliópolis, allá por el verano de 2014, procedente del Alcorcón. Unas semanas antes de su fichaje, el pontevedrés se erigió como el portero menos goleado de la temporada en Segunda División. Un mérito que bien le valió su fichaje a coste cero por el Betis de la mano de Alexis Trujillo, máximo responsable del área deportiva en aquel momento tras la destitución de Vlada Stosic, si bien siempre tuvo claro cuál sería su cometido.

«De mí se espera que esté preparado cuando Antonio no pueda jugar», admitió en una entrevista concedida hace año y medio a la edición inglesa del diario Marca, dejando claro que su papel y su rol en el vestuario verdiblanco estaban marcados desde el principio, y sin hacer alarde alguno de frustración, como la que sí sufre Stuart Taylor tras 18 años en la Premier League… ¡y sólo 95 partidos!

Su misión en el Real Betis estaba ya asumida cuando llegó a Sevilla y se puso a las órdenes de Julio Velázquez, como también lo está que, salvo sorpresa, abandonará el Benito Villamarín el próximo mes de julio, cuando finalice su contrato, más aún tras el ‘cacareado’ fichaje de Pau López. Hasta entonces, disfrutará de los ocho partidos más importantes de su carrera.

Ocho encuentros, 720 minutos, tendrá Dani Giménez para demostrar lo que puede ofrecer con cierta continuidad. Relegado, como ya hemos dicho, a cierto anonimato durante estos años, el gallego sólo ha disputado 16 partidos completos con la elástica verdiblanca en cuatro temporadas, encajando un total de 29 goles. Esto es, 1,8 tantos por encuentro. Una media que, para los intereses europeos del Betis, resulta un tanto preocupante.

Claro que, como indica Adán Giráldez, a.k.a. @BetisStats, muchos de esos partidos fueron puro trámite o misiones casi imposibles, como el derbi de Copa del Rey en el que Pepe Mel decidió alinear a los menos habituales. Es justo decir que Dani Giménez no ha tenido la oportunidad de demostrar sus credenciales con cierta regularidad ni en ‘condiciones normales’. Además, la confianza y la desconfianza en él por parte del beticismo están bastante igualadas.

Eso sí, a comienzos de temporada, tras varios fallos garrafales de Adán que costaron algún que otro gol al equipo dirigido por Quique Setién, quien empezaba a implantar su estilo en el plantel, hubo decenas de béticos que, a través de las redes sociales, pidieron una oportunidad para Giménez. No en vano, el gallego demostró desenvolverse bastante bien con los pies durante la pretemporada; condición indispensable para que la -por entonces- loca idea del técnico cántabro tuviese cierto éxito.

Obviamente, la notable mejoría del ex del Real Madrid en esta faceta técnica disiparon pronto estas peticiones y, una vez más, Dani Giménez quedó relegado a un segundo o tercer plano en el día a día de la actualidad verdiblanca. Incluso sus molestias y pequeñas lesiones, que dieron la oportunidad al canterano Pedro López de ir convocado en alguna ocasión, pasaron inadvertidas, pese a ser una de las posibles razones por las que Adán aguantó el dolor y pospuso su operación.

A buen seguro, Jon Pascua, entrenador de porteros del Real Betis Balompié, cuidará y mimará al veterano Giménez en este tramo vital del curso. Con ocho ‘finales’ aún por disputar -Eibar, Girona, Las Palmas, Atlético, Málaga, Athletic, Sevilla y Leganés-, el de Pontevedra puede tener en sus manos -nunca mejor dicho- el regreso del club a Europa tras cuatro años de ausencia; los mismos que lleva defendiendo los colores verdiblancos.

Así pues, y sean ciertas o no algunas informaciones relativas al porqué de la operación de Antonio Adán en un momento clave del curso y tras una heroica actuación en el Coliseum de Getafe, ha llegado el momento de hablar, esta vez sí, de Dani Giménez, al que sólo le quedan ocho partidos por delante; ocho últimas ‘balas’ para demostrar que merece un nuevo contrato… o para ‘seducir’ al que pueda ser su próximo equipo.

En sus manos está.

Foto de cabecera: Carlos G. Urbano

Escrito por

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Responsable de la dirección periodística y las redes sociales de Beticismo.net. Redactor en Medina Media Andalucía. Autor del libro 'La década perdida'.

No comments

LEAVE A COMMENT