Análisis tactico del Girona FC – Real Betis

Ha llegado imparable al sprint final. El Betis ha llegado con el punto de lucidez, como le gusta decir a Quique Setién, para abordar este tramo de campeonato. No se puede olvidar lo que sufrió el conjunto verdiblanco en la primera vuelta en esta fase del curso frente a equipos rocosos e intensos como son Espanyol, Getafe, Eibar y Girona.

No se puede obviar que el partido lo resuelve Joaquín de forma sublime con una conducción impropia para su edad, con una jugada que agranda aún más su leyenda si queda alguna página para anotar algo más. Pero el Betis interpretó bastante bien el partido, sus consignas tácticas le permitieron ser superior, o al menos que el rival no le atascara. En salida de balón Setién, conocedor de que el Girona le iba a apretar arriba de lo lindo, empleó a bastantes jugadores. Todos parecían tener claro su papel y en qué momento debían abandonarlo y pasar a la segunda fase, por así decirlo. Más allá de los tres centrales – Javi García uno de ellos  – Andrés Guardado, Fabian y Joaquín eran piezas claves. El primero bajando a recibir por dentro, los otros dos muy abiertos en salida de balón, cual carrileros, vaciando de este modo un poco la medular, pero dificultando la presión al Girona. Una vez el equipo lograba avanzar, Joaquín y Fabián se movían rápidamente al centro, recibiendo en muchísimas ocasiones a espaldas de Granell y Pons, y haciendo daño con espacios. Este movimiento fue clave, pues el éxito de la propuesta de los locales residía en gran parte en congestionar la iniciación bética.

Como comentó Quique Setién en rueda de prensa y Joaquín tras el partido, durante la semana se habló mucho en la disciplina del poder del Girona a balón parado, así como su insistencia en los centros laterales. Ésto explica el cambio de Tello por Sergio León: a poco que los locales sumaron gente a la zona de remate el técnico bético se escudó para tapar mejor las bandas y de este modo tener que defender un menor número de estas acciones. En base a esto también se puede explicar por qué Javi García actuó de central y no por ejemplo Junior. De hecho a esta decisión también se le puede asignar la presencia de Stuani, pues el mediocentro bético – ayer central – estuvo siempre muy cerca de él. Cierto es que alejar al Bartra del centro de la zaga mermó un poco la iniciación bética, pero como comentamos Setién tenía motivos y supo compensar el movimiento.

Es indudable que el equipo ha crecido tácticamente, y que ahora que la pizarra no supone una traba, el conjunto verdiblanco está pudiendo demostrar que su plantilla atesora calidad para codearse en los puestos nobles de la clasificación.

Escrito por

Uno de tantos béticos que sufren y disfrutan desde la lejanía. Periodista deportivo. Apasionado del balompié y de todo lo que sucede sobre el verde. Piensa que podría vivir sin el gol, debido a su fascinación por todo lo que sucede en el juego: movimientos, espacios, etc. Esa fascinación es la que pretende reflejar en sus artículos. Eso si, nada como explicarlo con el sabor de las deliciosas victorias verdiblancas. Siempre ha pensado que lo sueños son mentiras que un día deja dejan de serlo.

No comments

LEAVE A COMMENT