Cualquier tiempo pasado fue anterior

Andoni Zubizarreta, Raúl González, Eusebio Sacristán, Paco Buyo, Manolo Sanchís, Iker Casillas, Xavi Hernández, Miquel Soler y Fernando Hierro son los nombres junto a los que Joaquín Sánchez ha escrito el suyo con letras de oro. Con 484 partidos a sus espaldas, el gaditano ha entrado por la puerta grande en el Top-10 de futbolistas con más partidos en Primera División.

A sus 36 años, parece que el tiempo no hace mella en él, aunque la finta y el sprint cada vez tengan menos cabida en su repertorio futbolístico. Unas carencias -lógicas, por otra parte- que compensa con su liderazgo fuera y dentro del terreno de juego, así como con su entrega infinita. Cualidades que han acallado las voces que sugerían que Joaquín venía ‘de vuelta’ al Real Betis Balompié.

Su estado de forma -habrá que preguntarle cuál es el secreto a Marcos Álvarez– y sus números esta temporada dicen todo lo contrario. De hecho, Joaquín sigue siendo la opción número uno de Quique Setién frente a Cristian Tello, uno de los fichajes más sonados del pasado verano. El capitán verdiblanco mantiene, además, una gran relación con el cántabro que parece hacer las veces de ‘pegamento’ de un vestuario tradicionalmente volátil.

Pocos jugadores a su edad juegan tantos partidos (31, 26 de ellos como titular) y acumulan tantos minutos (2256 esta temporada) en la élite. Por no hablar de su aportación directa al equipo, con cuatro golesseis asistencias; la más reciente, ante el Girona, tras una galopada de 50 metros. Por si fuera poco, Joaquín, un futbolista harto conocido por su velocidad y capacidad de desborde, se ha adaptado sin rechistar a estilo de fútbol complejo y alejado de sus ‘cánones’. Su media de 86,3% en pases, entre otros muchos datos, le avala.

Pero si por algo está destacando Joaquín Sánchez esta temporada, además de por su enorme adaptabilidad cerca de los 40, es por ser quien siempre ha sido. Probablemente, el único One Club Man que ha jugado en cuatro equipos. Allá donde iba, era Joaquín, ‘el del Betis’; y con razón. Su forma de ser, tanto detrás como delante de las cámaras, sigue siendo la misma, y el club verdiblanco era una constante en sus intervenciones ante los medios. El mejor embajador que el Real Betis Balompié podría tener.

Ahora, a tres meses de cumplir los 37, Joaquín Sánchez Rodríguez, leyenda heliopolitana, se encuentra a pocos puntos de volver a viajar por Europa con el club de su vida, como ya hiciese hace más de una década. Ante el Málaga, su exequipo, podría certificarlo, siempre y cuando se den los resultados adecuados. Un logro del que, sin duda alguna, se llevará buena parte del mérito.

 

Escrito por

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Responsable de la dirección periodística y las redes sociales de Beticismo.net. Redactor en Medina Media Andalucía. Autor del libro 'La década perdida'.

No comments

LEAVE A COMMENT