‘Press review’ del Real Betis – Sevilla FC [2-2]

LA CRÓNICA: LA POSIBILIDAD SE TORNÓ EN REALIDAD

El Real Betis Balompié confirmó ante el Málaga su clasificación para Europa League, al menos como séptimo clasificado. Dos jornadas después, ante el Sevilla FC, ha conseguido subir un peldaño más; como mínimo, acabarán sextos. Y lo harán por encima de los nervionenses, de ese eterno rival que tantas temporadas ha estado, de forma merecida, mandando en la ciudad. Esta temporada, la historia es diferente: Sevilla es verdiblanca, aunque a alguno no le interese reconocerlo. Primero fue Vincenzo Montella y, desde hace unas semanas, Joaquín Caparrós, que parece vivir en una realidad alternativa. Mucho tendrá que trabajar desde los despachos para llegar al éxito que ha cosechado esta temporada Lorenzo Serra Ferrer, como vicepresidente deportivo. El Real Betis, con menos presupuesto pero más acierto, ha conseguido el trono de la ciudad por encima de un equipo que, con el mayor presupuesto de su historia, solo podrá conseguir una séptima plaza que le dará derecho a Europa League si consigue pasar tres rondas previas.

Personas como Caparrós no ayudan para nada en la creación de un clima cordial para un partido que, salvo hechos puntuales, fue de bastante brillo. Hubo intensidad, pero no violencia sobre el verde, incluso se pudo ver una acción de ‘fair play’ por parte de los visitantes, devolviendo el cuero tras atender a un jugador verdiblanco. Su proceder, volviendo al utrerano, está absolutamente desfasado en un duelo, el derbi, que sigue evolucionando. Ya no estamos en aquellos tiempos donde el partido era más propio de UFC que de fútbol, aunque se empeñe con declaraciones fuera de lugar y usando palabras sin demasiado sentido. El empate a dos dio paso a una celebración por todo lo alto de equipo y afición, con la afición sevillista como testigo: la llamada “sevillanía”. Un poco antes, tras el pitido final, algunos jugadores visitantes se echaban las manos a la cabeza, sabedores de lo que suponían las tablas. Como contraste, su entrenador se dirigía a la famosa ‘jaula’, para agradecer el apoyo a su hinchada, con una alegría dificil de entender.

La realidad es que el derbi, centrándonos en el fútbol, tuvo un guion parecido al de la pasada temporada en el Benito Villamarín. Con Gol Sur aun construyéndose y Jorge Sampaoli en el banquillo sevillista, los de Nervión remontaron el tanto de Riza Durmisi, obtenido de falta para poner en ventaja a un gran Real Betis. En la segunda, Mercado e Iborra remontaron el duelo y privaron de la alegría a los chicos de Víctor Sánchez Del Amo. Esta temporada, todo apuntaba al mismo sino, al menos cuando Kjaer anotó el 1-2, pero ni este era el mismo derbi ni tampoco el mismo equipo. La clave, durante toda la temporada, ha sido la capacidad de los verdiblancos para no caer a la lona, como ya demostraron en el derbi del Pizjuan. Las lesiones han sido el principal hándicap de un equipo que también tuvo que lidiar con una galopante crisis de juego, que a punto estuvo de llevarse por delante el proyecto de Serra Ferrer y Quique Setién. Zou Feddal, Tonny Sanabria y los porteros, sumadas a las continuas bajas puntuales, no han podido tumbar a un equipo que consiguió resucitar el ‘Eurobetis’.

Andrés Guardado, que llegó sobre la bocina al partido, tuvo que retirarse lesionado en el descanso, y ahí cambió todo. De una gran primera parte, que sorprendió incluso al entrenador rival, se pasó a una segunda en las que estuvieron sometidos al Sevilla. El encuentro empezó como el de aquella noche de reyes, con un arranque intenso de los de Setién, que cristalizó en un tanto tempranero. Marc Bartra, en una soberbia falta botada por Joaquín, se estrenaría en el mejor partido posible, con un testarazo que podría valerle un billete para el Mundial. En el lado visitante, solo Nolito tuvo una ocasión clara, con buena respuesta de Pedro. El Sevilla conseguía frenar a los verdiblancos con faltas, pero sin demasiada intensidad en ese aspecto. No hubo excesivas tanganas, más allá de un Roque Mesa que estuvo bastante metido en el encuentro, motivado al tener delante al entrenador que le hizo rozar el debut con la Selección. Viéndole hoy sobre el césped del Villamarín uno se pregunta el porqué de su ostracismo con Montella.

En la segunda parte, Guardado dejaría su sitio a Boudebouz; en el Sevilla, Layún lo hacía por Sarabia, ya con amarilla. Sin el mexicano, la medular verdiblanca perdía la brujula del equipo, además del mejor socio para un increíble Fabián, que ahora se quedaba solo. Javi García y Fabián acabaron superados por el centro del campo nervionense, que conseguía el mando del encuentro y empezaba a asediar la meta de Pedro López. Boudebouz no daba pie con bola, y eso provocó un par de ocasiones muy claras, especialmente un disparo de Nolito que lamió el palo. Tras otro despiste del argelino llegaría el 1-1 de Ben Yedder, tras una serie de despropósitos dentro del área. 1-1 y la sensación de que el segundo del Sevilla estaba más cerca que el tanto local. Loren intentó cambiar ese pensamiento, pero su velocidad de reacción fue menor que la de Lenglet, que consiguió abortar un gol cantado, tras una gran combinación de los verdiblancos. Parecía el preludio del 2-1, tras unos minutos de asedio visitante, pero la realidad fue bien distinta. A once del final, Kjaer conseguía remontar el encuentro a balón parado.

La afición estaba hundida, pensando en que esta vez no se repetiría el resultado de la primera vuelta, pero como ha venido ocurriendo toda esta temporada, el púgil resistió el K.O. Loren, a diferencia de aquella primera ocasión, consiguió ver portería para rescatar un punto que era de oro, por conseguir el sexto puesto y certificar la superioridad sobre su eterno rival. Desde el 2-2 hasta el final, el Real Betis daría muestras de un cansancio incompatible con la búsqueda de un tercer tanto que suponía demasiado riesgo. El equipo y la grada lo celebraron como una victoria, y no es para menos…

‘UNO X UNO’: EL DERBI DE BARTRA

PORTERÍA
Pedro López 90 minutos 5/10

No tuvo culpa en los dos goles sevillistas, tanto en el de Ben Yedder como en el de Kjaer, a balón parado. Donde si que estuvo exigido fue en juego de pies, donde solventó todos sus compromisos con nota. También mostró seguridad en balones aéreos.

DEFENSA
Antonio Barragán 90 minutos 6/10
Aïssa Mandi 90 minutos 7/10
Marc Bartra 90 minutos 8/10
Jordi Amat 90 minutos 7/10
Riza Durmisi 90 minutos 6/10

BARRAGÁN: Su partido fue bastante mejorable, pero ni así deja de ser protagonista. El 2-2 llegaría de un centro lateral de sus botas, después de un partido en el que se le vio bastante justo físicamente.

MANDI: Da gusto verle jugar, sea el partido que sea. Su intensidad en defensa, unida al gran trato de balón cuando el equipo goza de la posesión, hacen del argelino un futbolista cada vez más “caro”.

BARTRA: Hoy era un día para mantener el nivel, en un partido importante, y no decepcionó. Primer gol como verdiblanco en su primer derbi, que esperemos no sea el último. Si Lopetegui es listo, se habrá convencido.

AMAT: Otro que se ha acabado contagiando de los otros dos centrales titulares, que hace poco estaban demasiado lejos en nivel. Hoy puede mirarlos sin miedo, porque su rendimiento en este tramo final está siendo de notable.

DURMISI: Cumplió, pero en ataque no terminó de generar ningún balón de peligro, su asignatura pendiente. Se le ve mucho más aplicado en lo que a conceptos tácticos se refiere.

CENTRO DEL CAMPO
Javi García 90 minutos 6/10
Andrés Guardado 45 minutos 6/10
Fabián Ruiz 90 minutos 7/10
Joaquín Sánchez 73 minutos 7/10

JAVI GARCÍA: A veces es demasiado lento cuando la presión es alta, pero su trabajo en la llamada “labor oscura” le hace ser un futbolista absolutamente necesario.

GUARDADO: Aguantó hasta que su cuerpo dijo “basta”, con cuarenta y cinco minutos que coincidieron con una primera parte en la que los verdiblancos fueron superiores.

FABIÁN: Otro que merece ir al Mundial. Con y sin Guardado, su mejor socio, el de Los Palacios estuvo bien hasta que, como la mayoría, el físico se cayó.

JOAQUÍN: Su asistencia para el 1-0 de Bartra fue exquisita, al igual que el trabajo que realizó en el primer tiempo, especialmente con balón. En la segunda parte fue uno de los cambios por el desgaste físico.

ATAQUE
Sergio León 90 minutos 5/10

Estuvo bien marcado por los defensores sevillistas, que le privaron de contar con ocasiones de calidad. Presionó y trabajo en defensa, pero no pudo ayudar en lo que mejor sabe: buscar el gol.

SUSTITUCIONES
Ryad Boudebouz 45 minutos 4/10
Loren Morón 31 minutos 6/10
Cristian Tello  17 minutos 5/10

De los tres cambios, Loren fue el protagonista por encima del resto, con una dosis de oportunismo goleador que vale más que un punto. Pudo haber marcado mucho antes, pero su lentitud en la ejecución le hizo perder el duelo con Lenglet. Boudebouz fue un cúmulo de errores que se tradujeron en perdidas criticas del cuero, imposibles de compensar por mucha magia que se tenga en las botas. Tello, más allá de su trabajo sin balón, no aportó demasiado.

MVP VERDIBLANCO: MARC BARTRA

  • 5/10
    Portería - 5/10
  • 6.8/10
    Defensa - 6.8/10
  • 6.5/10
    Centro del campo - 6.5/10
  • 5/10
    Ataque - 5/10
  • 5/10
    Sustituciones - 5/10
5.7/10
Escrito por

Periodismo deportivo. En radio, dirijo y presento el 'Estilo Betis' del martes y colaboro en el Estilo Betis del viernes de Neo FM [90.4]. Ademas, soy redactor en Beticismo.net, con la previa y el 'press review' de cada jornada: Crónica, 'Uno x uno' y MVP del partido, todo en un artículo.

No comments

LEAVE A COMMENT