Adiós amargo e injusto a la Copa de la Reina

Uno de los encuentros más esperados de la temporada se ha disputado esta mañana en la Ciudad Deportiva Luis del Sol, los octavos de la Copa de la Reina. Partido que enfrentaba al Betis Féminas con el Athletic Club, un duelo entre dos grandes equipos que se jugaban, a partido único, el pase a cuartos. Partido loco, con seis goles en los noventa minutos, prórroga y tanda de penaltis, que ha acabado con la ilusión bética.

María Pry tenía clara la importancia de dicho encuentro y lo que el equipo se jugaba, por ello salió con todo, empleando un 4-3-3 con Marianela de media punta y la pareja de Bea Parra y Priscila Borja arriba. El conjunto verdiblanco tuvo ocasiones de principio a fin, dado que el dominio fue casi total en los noventa minutos. En los primeros compases se vio cierta igualdad entre ambos equipos, aunque el Betis llegaba con más peligro.

Fue en el minuto 35’ cuando el Betis se puso por delante en el marcador con un golazo de Priscila, un disparo lejano que entró por la escuadra sin posibilidades para la guardameta. Ese tanto que suponía el 1-0, sólo sería la carta de presentación de la dorsal número 9 del equipo verdiblanco. En la segunda parte, el equipo de Pry quería más y salió más activado aún, y en el minuto 51’ tras un gran pase de Irene, Priscila le ganó la partida a la defensa vasca y la puso por encima de la portera anotando así el 2-0.

Teniendo ya el doblete en su cuenta personal, Priscila no se conformó y fue a por el tercero. Siendo éste en el minuto 60, encarando una contra consiguió deshacerse de las rivales en carrera y en un cara a cara con la guardameta anotó su hat-trick con un disparo cruzado. La euforia y la alegría se apoderó de la afición y de las propias jugadoras, pero en apenas ocho minutos ese sentimiento desapareció.

Una falta cerca del área a favor del Athletic supuso el 3-1 por un despeje de Paula Perea que desafortunadamente terminó dentro de la portería. Tan sólo dos minutos después la pesadilla se repetía, otra falta a favor del cuadro visitante que la defensa bética no consiguió despejar y Nenake aprovechó para poner el 3-2. Los nervios empezaron a adueñarse de las jugadoras, y en el minuto 70’ Laura cometió un penalti innecesario que Garazi convirtió en el 3-3.

Dos jugadas a balón parado y un penalti le bastaron al Athletic para poner las tablas en la Ciudad Deportiva Luis del Sol. Al Betis le tocaba rehacerse, y el equipo lo intentó de forma incansable pero sin fortuna consumiéndose así los noventa minutos. Con el marcador 3-3 el encuentro se fue a la prórroga, donde por desgracia, no se pudo modificar. Durante esa media hora el equipo verdiblanco tuvo varias ocasiones, de hecho, las únicas ocasiones que se vieron salieron de las botas de las béticas.

El Athletic parecía que prefería ir a penaltis y sólo se dedicó a defender, la única de ellas que tuvo protagonismo durante la prórroga fue Ainhoa, la guardameta, que esta vez no perdonó. El Betis se quedó sin tiempo para más, y tocaba afrontar los temidos penaltis. Incluso desde los once metros, el Betis hizo méritos para llevarse la victoria consiguiendo la ventaja tras una parada de Erina y el disparo de Vanesa al palo. Priscila, Irene y Paula estuvieron acertadas en sus disparos, pero en cambio, Rocío Gálvez, Ana González y Merel van Dongen, no corrieron la misma suerte. Con un resultado final de 3-4, en penaltis, el Athletic se llevó la victoria y el pase a cuartos.

El Betis Féminas mereció más, mucho más, dado que el dominio y el control del partido fue casi total, pero esos ocho minutos de descontrol las condenaron. Con pena y rabia, el equipo de María Pry dice adiós a la Copa de la Reina, pero tienen que estar orgullosas del gran trabajo realizado. Ahora toca levantar la cabeza y pensar en la Liga, donde se encuentran muy bien posicionadas, y ponerse desde ya a preparar el próximo encuentro liguero que las enfrenta, de nuevo en casa, con el Valencia.

Escrito por

Joven estudiante de Periodismo. Amante del fútbol y futura periodista deportiva. Quiere ofrecer una mejor imagen de este periodismo tan cuestionado actualmente, y demostrar que su criterio es igualmente válido.

No comments

LEAVE A COMMENT