Análisis táctico del Betis-Rayo Vallecano

Venció el Betis al Rayo tras una floja primera hora de juego en la que se vio superado por su rival en muchos tramos y una última media hora en la que sí supo controlar el partido.

Minutos 1 al 60

Setién y Sarabia tendrán sin duda razones –que a quien esto firma se le escapan– para insistir en el 3-1-4-2 como esquema de juego, pero desgraciadamente los rivales ya han encontrado su antídoto posicional. En efecto el Rayo repitió el esquema defensivo del Villarreal de hace quince días, y la fórmula es la más lógica: dado que las posiciones de Bartra y Carvalho se estorban, basta con dedicar un defensor a ambos, emparejarlo con Carvalho y permitir que sea el catalán el hombre libre en la salida de balón bética; encerrado Bartra, se bloquea así la gestación de juego bética sin pagar el peaje de defender hombre contra hombre, pues el defensor de más que se logra queda liberado para hacer ayudas desde el centro del esquema defensivo. La jugada del robo que ocasionó la llegada más clara de los rayistas en el primer tiempo nos sirve de ejemplo:

En la pizarra (otra vez gentilmente mostrada por ambos conjuntos en el saque inicial):

Las parejas, marcadas arriba con trazos rojos, eran claras; Comesaña (círculo negro) permitía defender en superioridad numérica y Bartra nunca logró salir en conducción ni, con el Rayo muy cerrado por dentro, meter sus habituales pases verticales. Estos fueron sus envíos en la primera parte, siempre laterales y casi todos desde posiciones retrasadas:

Tal vez demasiado cerrados Embarba y García en defensa, Sidnei y Mandi lograron en algunas ocasiones salir libres, y, con Trejo e Imbula muy cerrados, el Betis sí conseguía al menos aprovechar las posiciones de sus carrileros (siempre incómodas para un 4-4-2 por quedar lejos de los laterales defensores) para avanzar por fuera, especialmente por el costado de un Trejo que defendía a Lo Celso y Junior por control remoto. Las jugadas, eso sí, acababan muriendo en el tres contra dos central de la defensa rayista y el Betis llegaba muy poco.

Con balón en pies del Rayo la colocación de unos y otros era semejante, aunque para pasar a presión alta Lo Celso saltaba a por Comesaña y Carvalho se adelantaba hacia el par natural del argentino.

Llegaba a puerta con frecuencia el Rayo, aunque sin excesiva claridad, sin mucha calidad arriba y finalmente sin suerte. El Betis no lo hacía, pero su buen toque y largas posesiones desgastaban al rival, y el desfondamiento del Rayo a la media hora provocó una oleada de ocasiones béticas en el tramo final de la primera parte, muchas de ellas a balón parado. Finalmente una de las escasas llegadas béticas, rozando la hora de juego, acaba en penalti, VAR mediante.

Minutos 60 al 70

Sin nada ya que perder el Rayo no quiere tolerar más posesiones largas del Betis y cambia a un 4-3-3, con Medrán como nuevo pivote y De Tomás arriba. Pese al marcador favorable el Betis sigue con dos delanteros en el campo; emparejados con los dos centrales rayistas, no retroceden cuando les supera la jugada, el Rayo logra posesiones largas y el Betis, expuesto innecesariamente al uno contra uno defensivo como en la segunda parte ante el Celta, pasa apuros.

Minuto 70 al final

Joaquín entra por Loren, se mete a la izquierda para seguir a Advíncula, Lo Celso se tira a la derecha y por un breve rato resulta un 3-4-3 (5-4-1 en defensa) en el que el partido queda bajo control, más aún tras el 2-0 de Sidnei.

Poco después del gol el Betis vuelve al 3-1-4-2 con Joaquín ya como delantero paralelo a Sanabria, pero el Rayo, de físico débil y desfondado por muchos minutos de presión ante el siempre paciente toque bético (Míchel había dejado en el campo a gente con poco fondo como el ya citado Trejo) no puede recuperar el balón y el Betis pasa un cuarto de hora final relativamente plácido.

Línea por línea

Las paradas de Pau, su buen juego de pies y sus dominadoras salidas por alto mantuvieron igualado el marcador en los momentos más complicados. Mandi, Bartra y Sidnei hicieron otro buen partido, coronado por el último con un gran gol.

William Carvalho hizo uno de sus mejores partidos como bético. Excelente con balón, hizo progresar las jugadas con seguridad. Canales sin embargo estuvo desacertado, y (al menos cuando sea mediocampista) debiera jugar a menos toques para corregir su tendencia a retener y conducir excesivamente el balón. Lo Celso, muy castigado por faltas, terminó pocas jugadas pero volvió a demostrar que su calidad casi siempre está un punto por encima de compañeros y rivales; su arrancada y su visión de juego, junto a su movilidad, un gran manejo de balón y muy buen pase, lo hacen muy difícil de parar. Debe jugar cerca de los puntas. En los carriles Junior empujó más en el primer tiempo y Barragán, mejorado, en el segundo, aunque no acertaron en el pase final.

Sanabria sigue en cuidados afectivos; estuvo más enchufado de lo habitual pero se le ve ansioso con balón. Más acertado y con mejor criterio se vio a Loren.

Joaquín, García y, sobre todo, León cumplieron en sus pocos minutos.

Setién ha logrado potenciar las virtudes de sus jugadores, pero esta vez se vio superado en la pizarra. Por demás, Boudebouz parece estar fuera y siguen sorprendiendo un poco las ausencias de Tello.

Los comentarios son siempre bienvenidos. En Twitter, @juanramonlara7.

Escrito por

Músico de profesión y físico de formación, o viceversa, sus análisis tácticos le permiten combinar su pasión por el Betis con su interés por el análisis espacial del fútbol, al que contribuye desde plataformas como The Tactical Room. Confiesa debilidad por el fútbol de posición. Colabora también habitualmente con medios como Diario de Sevilla, Scherzo o Radiópolis, entre otros.

No comments

LEAVE A COMMENT