Análisis táctico del Real Sociedad-Betis

Jugó un muy mal partido el Betis en Anoeta y solo la suerte y cierta tolerancia arbitral en su área le permitoeron superar la eliminatoria ante una buena Real Sociedad.

Minutos 1 al 78

La Real colocó de nuevo su llamado 4-2-3-1, que en ataque realmente era, como en la ida, un armónico 4-3-3: Illarramendi oficiaba como mediocentro en la salida de balón, cerca de los centrales, mientras Zubeldia se escalonaba a su izquierda como interior y Mikel Merino caía a posiciones de interior derecho; arriba quedaban Januzaj, el incómodo Willian José y Oyarzábal.

Enfrente Setién sacó una alineación muy competitiva, pero su extraña colocación defensiva tuvo mucho que ver con el mal rendimiento de los béticos.  Muy pronto se pudo apreciar que el Betis trataba de presionar la salida de balón del rival de una rara manera asimétrica, y así lo corroborarían las posiciones medias al final del partido.

De nuevo con tres centrales atrás, más Barragán y Tello en los carriles, con balón en pies realistas Canales (6) jugaba casi paralelo a Carvalho (14), Lo Celso y Loren iban arriba a emparejarse con los centrales y Joaquín (17) quedaba a la izquierda, cerca del lateral derecho realista, formando un esquema que no era exactamente ni un 3-1-4-2, ni un 3-4-3, ni menos aún un 4-4-2:

Sin parejas claras, los béticos cambiaban arriba de marcaje en cada jugada sin tener muy claro a por quién ir; Tello quedaba prácticamente sin nadie a quien seguir, Lo Celso y Loren amagaban con ir a por los centrales pero nunca los apretaban de verdad por tratar de cerrar la salida hacia Illarramendi –a por quien sin embargo a veces saltaba un mediocentro bético–, y Barragán quedaba muy lejos del lateral izquierdo realista, Theo, que jugaría prácticamente a placer durante ochenta minutos. Lo que es peor: los verdiblancos se quedaban a medio camino en la presión, porque nunca iban arriba de verdad a encimar pero al tiempo dejaban mano a mano a sus centrales contra los tres delanteros realistas. En consecuencia los locales tenían tiempo para pensar y elegir el momento adecuado para buscar el buen juego de espaldas de Willian José, y encontraban salida limpia y espacios. Era el peor de los mundos defensivos posibles: el rival, que tocaba bien la pelota atrás, tenía a la vez el balón y espacios para jugar arriba en igualdad numérica –e incluso superioridad cuando algún delantero bético saltaba a por el portero–. Los centrales béticos salvaban la papeleta como mejor podían.

Enfrente la Real sí emparejaba sin problemas, apretaba de verdad muy arriba y la salida de balón del Betis solía acabar en balones largos de Joel que muy pocas veces Loren lograba bajar; cuando los béticos lograban sacarla jugada los realistas no dudaban en cortar el juego con faltas. Excepto en pocos tramos, como los diez minutos tras el descanso, la Real controlaba balón y partido, y llegaba con cierta frecuencia arriba; el Betis casi nunca. Pese a ellos, los béticos se pusieron por delante en uno de sus escasísimos tiros a puerta, aunque la Real lograba pronto dar la vuelta al marcador.

Tras el 2-1 la Real entrega el balón al Betis, que acierta a la primera, y el partido vuelve a la dinámica anterior.

Minutos 78 al final

Sin nada que perder la Real suma delanteros. Setién, con buen criterio, mete un central más para salvar la lluvia de balones cruzados a la que recurre la Real ante un Betis ya muy metido atrás, que ha renunciado al balón; aunque los cambios llegan muy tarde para un equipo muy castigado físicamente por los partidos consecutivos, Setién recoloca por fin racionalmente al equipo y cierra el agujero de la banda izquierda realista (derecha bética) al pasar a un curioso 5-4-1 en el que Javi García y Carvalho son los mediocentros, con Loren y Tello a sus costados, y Barragán y Canales (!) los carrileros. El Betis se cuelga del larguero pero no pasa demasiados apuros reales, pese a la estrambótica expulsión de Lo Celso muy al final.

En lo individual destacaron el buen juego con balón de Tello y Carvalho, el acierto de Loren en área rival (brillante asistencia y gol… aunque concedió otro algo absurdo en la del Betis), la clase de Lo Celso y las incisivas subidas de Barragán.

Los comentarios son siempre bienvenidos. En Twitter, @juanramonlara7.

Escrito por

Músico de profesión y físico de formación, o viceversa, sus análisis tácticos le permiten combinar su pasión por el Betis con su interés por el análisis espacial del fútbol, al que contribuye desde plataformas como The Tactical Room. Confiesa debilidad por el fútbol de posición. Colabora también habitualmente con medios como Diario de Sevilla, Scherzo o Radiópolis, entre otros.

No comments

LEAVE A COMMENT