‘Press review’ del RCD Espanyol – Real Betis [3-1]

REAL BETIS RCD ESPANYOL
Joel Robles Roberto Jiménez
Francis Guerrero Roberto Rosales
Aïssa Mandi Mario Hermoso
Marc Bartra Lluis López
Sidnei Rechel Javi López
Salida Andrés Guardado (103′) Marc Roca
Salida William Carvalho (56′) Víctor Sánchez
Sergio Canales Salida Óscar Melendo (68′)
Giovani Lo Celso Borja Iglesias
Salida Diego Lainez (61′) Salida Leo Baptistao (95′)
Loren Morón Salida Pablo Piatti (82′)
Entrada Joaquín Sánchez (56′) Entrada Esteban Granero (68′)
Entrada Sergio León (61′) Entrada Sergio García (82′)
Entrada Javi García (103′) Entrada Sergi Darder (95′)
Gol Giovani Lo Celso (76′)

Gol Sergio León (95′)

Gol Aïssa Mandi (99′)

Gol Leo Baptistao (33′)

FOTOS: REAL BETIS BALOMPIÉ

El Real Betis ya es semifinalista de Copa del Rey. Los de Setién están a tres partidos de volver a ganar un título que, hace catorce años, supuso el último para los verdiblancos. Sufrió, mucho, gracias a un rival que nunca bajó los brazos, pero acabó venciendo a un Espanyol que sucumbió ante un equipo que no dejó de creer, y que tuvo de aliada a una hinchada de matrícula de honor hasta el pitido final. Todas y cada una de las piezas que forman y suman en este proyecto, ni una más ni una menos, son artífices de este exito.

Andrés Guardado fue la sorpresa en el once inicial. No por su titularidad, de sobra esperada, sino por hacerlo como carrilero en la banda izquierda. Francis Guerrero y el mexicano ocupaban los costados, en detrimento de un Barragán que a buen seguro agradeció el descanso. La reubicación del ’18’ provocó que su paisano Lainez repitiese titularidad, junto a Loren. Dos veces consecutivas saliendo desde el inicio que refrendan la confianza que hay en él, a pesar de su corta edad.

En el caso de los pericos, Rubi apostaba por un once más conservador, con la novedad de Víctor Sánchez en la medular. Los pericos vencieron con solvencia en la primera parte, por juego y ocasiones, que se tradujeron en un gol. Pasada la media hora de partido, Leo Baptistao cabeceaba una falta en el costado del mencionado Sánchez, para batir a un Joel Robles que, inmovil, contemplaba con impotencia el tanto. Antes, el propio Baptistao tuvo una opción clarísima de gol, pasados los veinte minutos. El hispanobrasileño, a pase de Borja Iglesias, fallaba de manera incomprensible dentro del área, mandando el balón al travesaño.

Segunda titularidad consecutiva, hoy en partido importante

Dos acciones, un gol, que instalaba el pesimismo a una grada que arrancó con fuerza, pero que acabó muy descontenta al final de la primera parte. El Espanyol estaba cómodo, generaba peligro y recuperaba el mando de la eliminatoria. Por su parte, los de Setién solo consiguieron inquietar ligeramente a Roberto a balón parado, con una falta de Canales que se marchaba fuera. Las cosas tenían que cambiar en la segunda parte, pero el proceso fue lento y con sobresaltos. Borja Iglesias, a los cinco minutos, se encontraba con Joel Robles en un cabezazo que apuntaba a ser la sentencia de la eliminatoria. Justo antes, Giovani Lo Celso veía la cartulina amarilla y ponía por delante a los verdiblancos en amonestados, algo increíble tras el rosario de faltas que realizaron los visitantes.

Setién, obligado por la lesión de Carvalho, movió el banquillo antes de la hora de partido, introduciendo a Joaquín. El portuense, junto a Mandi, se encargaban de un costado diestro que sufrió varias contras en los primeros minutos del portuense sobre el verde. Pasada la hora, el cántabro apostaba por Sergio León, que salía por Lainez para situarse junto a Loren Morón. El de Palma del Río, en su última noche como jugador del Real Betis, estaba destinado a ser el protagonista de la noche. Estuvo cerca de serlo nada más salir, con un mano a mano fallido con Roberto. Junto a él iba Joaquín, más centrado y con mejor opción para el gol, pero fue el ‘7’ el que acabaría definiendo “al muñeco”.

El Real Betis iba con todo y la grada lo detectó rápido, rugiendo como nunca para la remontada. En ese contexto, Rubi decidió apostar por Granero, que entraba por Melendo, con un Espanyol que tuvo una opción clarísima con Piatti, rechazado por un atento Joel Robles. Lo Celso y Bartra revivían el arreón, que vivió su momento de extasis con el argentino. Joaquín cedía al rosarino dentro del área, que no perdonaba definiendo con el exterior de la bota. El corazón volvía a latir: los verdiblancos estaban, de nuevo, dentro de la eliminatoria. Joaquín pedía calma, sabedor de que los minutos que restaban hasta el final debían gestionarse con mucho tino. Rubi, por su parte, refrescaba el ataque con la entrada de Sergio García.

Agridulce protagonismo en su último baile

Roberto, antes de que todo fuese a la prórroga, salvaba los muebles ante Sergio León, que posteriormente desperdiciaba una opción clara por un inoportuno resbalón. Hacía acto de presencia la prórroga en el Benito Villamarín; quien tuviese memoria se acordaría, inevitablemente, de la última. Ante el Sevilla, en Europa League, los verdiblancos dejarían todo para una fatídica tanda de penaltis. Pero el destino tenía reservado otro final para esta ocasión. Con un hombre menos, por la expulsión de Marc Roca, los pericos afrontaban treinta minutos extra en clara inferioridad, como se demostraría. Cinco minutos tardaron los de Setién en encarrilar la prórroga y, por ende, la clasificación.

Sergio León, en una bellísima jugada personal, batía a Roberto para conseguir el gol clave de la eliminatoria. Se besó el escudo y se emocionó, sabiendo que era el último gol con la elástica verdiblanca. Cuatro minutos después, Aïssa Mandi alejaba definitivamente los fantasmas, aprovechando el barullo dentro del área para definir con clase. Con 3-1, el Espanyol perdía la baza de estar a un tanto de clasificarse. Ahora necesitaba dos, algo muy complicado viendo como estaba el partido y estando con uno menos. Con Javi García, que entraba por Guardado, el Real Betis gestionó a la perfección la segunda parte, para delirio de una hinchada que estalló en el pitido final. Himno a capella y agradecimiento a unos jugadores que dieron la talla.

Todos juntos, ni uno más ni uno más, estuvieron de sobresaliente para estar el próximo viernes en el sorteo de semifinales. Valencia, Barça y muy probablemente Real Madrid acompañarán a los verdiblancos en el azar de los emparejamientos. Toque quien toque, el equipo debe ir con todo y sin miedo.

SERGIO CANALES
120 MINUTOS
10/10
Fútbol en las botas y pulmones de ultrafondista para hacer del cántabro un jugador que es medio Betis. Para sentarse y disfrutar, seas del equipo que seas, de actuaciones como las de este encuentro, capaz de romper a su par más allá del tiempo reglamentario y liderar a un equipo en el que está viviendo sus mejores momentos como profesional. Y todo eso, sin marcar.

GIOVANI LO CELSO
120 MINUTOS
10/10
Cuando el partido exigió la presencia de los cracks, el rosarino dio un paso al frente y pidió la pelota para revertir la situación. La asistencia que le da Joaquín es de quilates, pero su sangre fría a la hora de controlar y definir es espectacular. Está donde se le necesita, no se arruga y aporta cosas fundamentales a nivel ofensivo.
ANDRÉS GUARDADO
103 MINUTOS
9/10
Podrán portar el brazalete de capitán a la misma altura que el mexicano, pero jamás mejor que un Andrés Guardado que se vació en el encuentro. Aguantó más de 90 minutos y realizó un trabajo vital, tanto en el carril como en la medular. Su ovación está justificada: es uno de los ejemplos perfectos del salto de calidad que ha experimentado el equipo en materia de incorporaciones.
FRANCIS GUERRERO
120 MINUTOS
9/10
En clara y absoluta progresión ascendente en el partido. Jugó en los carriles tanto a pierna natural como cambiada, acabando el encuentro a un nivel espectacular. Empezó mal, fallando en defensa y ataque, pero se rehizo en la segunda parte y se abonó al éxito en cada acción que realizaba. Especialmente atrás, donde fue clave en algunos pases que podían haber desembocado en ocasiones de peligro. Mucho mérito resurgir en un partido como éste, algo que reconoció la grada.

Por fortuna, no hubo ningún jugador en el partido que mereciese ocupar este espacio.

SERGIO LEÓN
59 MINUTOS
10/10
Al igual que Tonny Sanabria, Sergio León se despidió del Real Betis haciendo lo que se le pide a un delantero. Marcó uno, pero pudieron ser más, en una noche inolvidable para el de Palma, que por desgracia también será triste. Salió para revolucionar el partido y lo hizo, dejando en entredicho a un Setién que se la juega prescindiendo del jugador. Muy bueno tiene que ser el delantero que venga -deberían ser dos- para que no se tire de hemeroteca.

FOTOS: REAL BETIS BALOMPIÉ

Escrito por

Periodismo deportivo. En radio, dirijo y presento el 'Estilo Betis' del martes y colaboro en el Estilo Betis del viernes de Neo FM [90.4]. Ademas, soy redactor en Beticismo.net, con la previa y el 'press review' de cada jornada: Crónica, 'Uno x uno' y MVP del partido, todo en un artículo.

No comments

LEAVE A COMMENT