Tres meses para volver a rugir

“Es el mercado, amigo”, como diría aquél. El caso es que, gracias a él y, contra todo pronóstico, Sergio León seguirá en el Real Betis hasta final de temporada. Quique Setién dejó claro hace unos días que el ‘7’, cuya salida parecía clara, tendrá mayor protagonismo en un equipo que ahora tiene un delantero menos. Hasta hoy, la trayectoria del de Palma del Río en Heliópolis ha experimentado un descenso sin freno que repasamos en las siguientes líneas, explicando los posibles motivos y qué le puede deparar el futuro más cercano. Ahora, con Loren Morón como única competencia en el puesto de ‘nueve’, Sergio León será algo más que un recurso para contextos específicos.

2017/18: MÁXIMO GOLEADOR, PERO CON PROGRESIVA PÉRDIDA DE PROTAGONISMO

Importantísimo hasta la jornada 22 de la pasada temporada

Quique Setién y Sergio León aterrizaron la pasada temporada en Heliópolis; el primero, procedente de Osasuna; el segundo, desde Gran Canaria. El cordobés empezó la campaña con Tonny Sanabria como acompañante, tras la cesión de Rubén Castro. Hasta la jornada 22, momento en el que entraría en escena Loren Morón, León gozaría de gran protagonismo en un equipo que se articulaba en cada encuentro en un 4-3-3 inamovible para Setién. Ya en ese sistema se pudo apreciar la preferencia del cántabro sobre Tonny Sanabria, titular siempre que estuvo sano. Con solo dos atacantes los minutos para León seguían siendo cuantiosos, ya que dicho esquema permitía introducir a ambos: el paraguayo en punta y el cordobés escorado en el costado como delantero de banda. Una fórmula que funcionaba y evitaba el debate sobre quién debía ser titular.

Hasta la jornada 22 Sergio León alternaba la punta de ataque con los costados, anotando siete goles y una asistencia. Tonny Sanabria, su competencia, consiguió los mismos tantos en ese tramo, aunque con nueve partidos menos. El paraguayo se lesionaría en la jornada 13 y no reapareció hasta la 31, pero antes le dio tiempo de igualar las cifras de su compañero, enlazando cinco jornadas consecutivas viendo puerta y, en una de ellas, anotando un doblete. Setién contaba con dos perfiles distintos de delantero: uno puramente rematador y otro más dañino con espacios y en contextos más propensos a galopar y encarar el área. El 3 de febrero de 2018, Loren Morón debutaría con el primer equipo, tras promocionar del filial y gozar de su primera convocatoria. Junto a Rubén Castro, que regresaba de su periplo oriental, el malagueño anotó un doblete al Villarreal que pudo haber sido un ‘hat trick’ de haber tenido más fortuna. Sería la primera ‘fumada’ de Setién, como él mismo calificó, y el inicio del progresivo descenso de Sergio León.

Desde aquél 3 de febrero hasta el 19 de mayo, el Real Betis afrontaría el campeonato con cuatro delanteros: Loren Morón, Sergio León, Rubén Castro y, en las siete últimas jornadas, Tonny Sanabria. El primero, una irrupción inesperada, llegó para quedarse y relegar a un segundo plano a Sergio León, que perdió por completo su estatus de delantero de referencia. Nunca lo fue en exclusiva, ya que lo compartía con Sanabria, pero ahora la situación era aún peor. Salvo en la jornada 25 -Levante UD – Real Betis-, el cordobés no fue titular en el resto de los partidos del tramo citado; Loren lo fue en cinco y Sanabria en uno, al igual que Rubén Castro. Loren Morón y el cambio a un sistema con tres centrales otorgaba a León un rol residual, que aún así no evitó que acabara como máximo goleador del Real Betis en la temporada 2017/18. Trece goles y una asistencia, por ocho tantos de Sanabria, siete de Loren y un gol y una asistencia de Rubén Castro.

En orden descendente: rendimiento de Sergio León, Loren Morón, Tonny Sanabria y Rubén Castro -temporada 2017/18- | Transfermarkt

2018/19: EL TERCERO EN DISCORDIA Y SIN OPORTUNIDADES

La Copa del Rey ha sido la competición en la que ha gozado de más protagonismo

“Sergio León me sigue gustando, sigue siendo el mismo jugador del año pasado, pero ha perdido protagonismo. Él ya sabe el rol que le tocaba cumplir. Sé que es difícil para él. Sabe lo que nos da y lo que nos quita. Lo hemos hablado infinidad de ocasiones. Sigo contando con él para cuando lo necesito de verdad. Esto pasa. Es lo que hay.” Palabras de Quique Setién a dos días del cierre de mercado de invierno, en la rueda de prensa previa a la vuelta de Copa del Rey. No hay problemas extradeportivos; nadie se peleó con nadie ni es fruto de la indisciplina: todo se debe a una decisión meramente deportiva de un entrenador con otras preferencias. El pasado verano, Rubén Castro regresó a su tierra y los otros tres delanteros se mantuvieron sin que hubiese ningún refuerzo. Viendo los datos de rendimiento y la progresiva pérdida de rendimiento, era previsible lo que se ha podido ver en este primer tramo de competición.

Con los tres ‘nueves’ sanos, Quique Setién contaba con tres perfiles distintos en ataque, siendo Loren Morón y Tonny Sanabria los dos con más posibilidades de participar en más contextos de partidos. La ausencia de fichajes en esa parcela se compensó con una sobredosis de incorporaciones en la segunda línea, que tanta producción ofensiva ha aportado al equipo. En ese trabajo, Loren Morón se ha erigido como la mejor opción para que los Lo Celso, Canales y compañía se aprovechen de ese trabajo del malagueño fijando a los centrales. Por detrás, en lo que a protagonismo se refiere, encontramos a Tonny Sanabria, de un perfil más rematador, pero que hasta su marcha fue puliendo sus movimientos sin balón y su sacrificio a la hora de bajar a recibir. En cuanto a Sergio León, el tercero en discordia, sus capacidades se veían reservadas a momentos muy contados, como por ejemplo el que le llevó a firmar, el pasado miércoles, su mejor partido de la temporada.

En orden descendente: rendimiento de Loren Morón, Sergio León y Tonny Sanabria -temporada 2018/19- | Transfermarkt

El partido estaba para él, pero encuentros como ese no se le suelen dar casi nunca al Real Betis. Un equipo con un estilo tan particular, que suele mantener al rival casi al completo en su campo, y que apuesta casi siempre por un delantero es el peor para un delantero como Sergio León. Porque sin espacios ni metros para correr, el cordobés pierde chispa y opciones de protagonismo para un Setién que prefiere a sus otras dos opciones. Alternando banquillo con grada, el ‘7’ verdiblanco solo ha disputado 731 minutos esta temporada, la mitad que Tonny Sanabria y casi un tercio que Loren Morón, el ‘nueve’ con más minutos de los tres. Con el paraguayo ya en Italia y sin ningún refuerzo para esta parcela, la ‘doble L’ se queda sola hasta junio en la zona central de ataque.

ACABÓ EL MERCADO DE FICHAJES: ¿Y AHORA QUÉ?

Titular en el primer partido de Liga post mercado de invierno

Michael Verschueren, director deportivo del Anderlecht, reconoció hace unos días que Sergio León se había negado a fichar por el club belga. Por como acabó todo, intuimos que esa fue su respuesta para todos aquellos equipos que se interesaron por el jugador, tanto españoles como de fuera del país. Que el cordobés continúe en Heliópolis es la consecuencia del cambio de actitud del equipo ante los fichajes, apostando por invertir solo en lo que mejore, y no por fichar. Ello ha provocado que aterrizaran Lainez, Jesé y Emerson, pero no un ‘nueve’ cuyo casting era caro y sin excesivas garantías. Desde luego, mejor guardarse el dinero para verano, donde habrá más y mejores opciones que los Janssen, Alario y compañía. Setién se queda con Loren y León: el mejor socio para la segunda línea y un jugador que estaba más fuera que dentro

Ahora, por obligación, el cántabro tendrá que echar mano del ‘7’ para algo más que la mera rotación o contextos específicos de partido como el de Copa ante el Espanyol. Será más utilizable, pero ni mucho menos parece que pueda llegar a gozar del protagonismo del inicio de la pasada temporada, debido al actual sistema de juego. De momento, ayer fue titular y completó el partido ante el Atlético, con una actuación de mucho trabajo sin balón, pero poco protagonismo con el cuero. Sin espacios, como ya hemos repetido varias veces en este texto, León ruje muchísimo menos salvo que goce de algún contragolpe aislado. No sabemos hasta qué punto puede llegar a pulirse para llegar a ser más dañino en todo tipo de encuentros, pero tiene tres meses para intentar rugir como nunca.

Escrito por

Periodismo deportivo. En radio, dirijo y presento el 'Estilo Betis' del martes y colaboro en el Estilo Betis del viernes de Neo FM [90.4]. Ademas, soy redactor en Beticismo.net, con la previa y el 'press review' de cada jornada: Crónica, 'Uno x uno' y MVP del partido, todo en un artículo.

No comments

LEAVE A COMMENT