‘Press review’ del Real Betis – Valencia CF [2-2]

REAL BETIS VALENCIA CF
Joel Robles Jaume Domenech
Joaquín Sánchez Cristiano Piccini
Aïssa Mandi Gabriel Paulista
Salida Marc Bartra (10′) Ezequiel Garay
Sidnei Rechel José Luis Gayà
Salida Junior Firpo (80′) Salida Francis Coquelin (58′)
William Carvalho Dani Parejo
Andrés Guardado Salida Carlos Soler (78′)
Sergio Canales Denis Cheryshev
Salida Loren Morón (78′) Rodrigo Moreno
Giovani Lo Celso Salida Santi Mina (58′)
Entrada Javi García (10′) Entrada Geoffrey Kondogbia (58′)
Entrada Jesé Rodríguez (78′) Entrada Kevin Gameiro (58′)
Entrada Francis Guerrero (80′) Entrada Daniel Wass (58′)
Gol Loren Morón (45′)

Gol Joaquín Sánchez (54′)

Gol Denis Cheryshev (70′)

Gol Kevin Gameiro (90′)

Es algo que han escuchado muchas veces a lo largo de su vida, pero no por ello deja de ser una sensación dolorosa para el beticismo. Porque el Real Betis fue, es y será capaz de lo mejor y de lo peor, hasta el fin de su existencia. Hoy, en su máxima expresión, llevando a su hinchada al extasis más absoluto para acabar regalándoles una noche en la que no podrán conciliar el sueño. Igual que el día anterior, pero por algo radicalmente distinto. 54 minutos de gloria que fueron precedidos por 36 de dolor e impotencia. Así es la Copa en su máxima expresión y todavía quedan, como mínimo, noventa minutos más.

Analizando friamente el encuentro, la realidad es que el Real Betis, de haber contado con un portero de menor calidad y acierto que Joel Robles, habría salido peor parado de este encuentro. Por suerte, al menos hasta que todo iba de cara, los verdiblancos contaban con un meta de garantías, que salvaba lo que parecía gol y mantenía vivo a un equipo que, desde el 10′ de partido, jugaba con un cambio menos. La lesión de Marc Bartra, que forzó para estar, tuvo dos consecuencias absolutamente negativas para el equipo. La primera, inmediata, fue sin duda la de perder un defensa de su categoría; la segunda, cuyo efecto tardó en apreciarse, que Setién usaba el único especialista defensivo de su banquillo.

Javi García se adaptó rápidamente al sistema defensivo, pero el equipo sobrevivía gracias a Joel Robles, que se erigía salvador en el ecuador del primer tiempo. Cinco minutos, del 25′ al 30′, en el que los valencianistas pudieron haber marcado hasta en tres ocasiones. Aún así, los verdiblancos no caían a la lona y, preludio de lo que ocurriría antes del descanso, rozaban el gol cada vez que llegaban. Así, Guardado rozó el empate tras el arreón ché, en un acrobático remate que se marchó rozando el palo izquierdo de Jaume. Del asedio visitante se pasó a una locura en la que los de Setién salieron ganadores, anotando un gol psicológico antes de marcharse a los vestuarios. Saque en corto, Joaquín para Canales, centro al interior del área al que solo llega la fé de Sidnei, que asiste a Loren para el 1-0. Así llegaba el Real Betis al descanso, por delante en la eliminatoria y a un gol del resultado que más béticos querían para la vuelta.

En el segundo tiempo, el guion fue calcado: el Valencia llegaba, perdonaba o lo evitaba Joel y acababa recibiendo un gol. Rodrigo y un centro de Piccini despejado por Javi García fueron los que se acercaron, pero solo Joaquín consiguió la gloria del gol. Olímpico, reservado a los más grandes y casi siempre con la ayuda del guardameta rival, el portuense llevaba la locura a los más de 57.000 espectadores que llenaron el Villamarín, además de a todos esos rincones con béticos vibrando con el choque. El beticismo se frotaba los ojos: media final estaba casi en el bolsillo. En momentos como ese, hay que acabar el partido pidiendo perdón -sin tener por qué- antes que ir sin conocimiento con un rival que, por méritos, podría haberse puesto por delante y que, aun con dos goles en contra, no se iba a rendir.

Si Jesé no está para debutar o el partido no lo requería, otro día sera. Si Carvalho y Joaquín están ‘fundidos’, retíralos aunque tenga que entrar alguien de un perfil distinto, como Kaptoum. Pero sobre todo: nunca tires una renta como esa faltando una vuelta como visitante. Lo que hizo a la perfección el pasado domingo, ante todo un Atlético de Madrid, brilló hoy por su ausencia; lo mejor es que no se jugaban tres puntos, sino medio billete para la final. Tras el 2-0, Marcelino introdujo músculo y poderío en la medular con Kondogbia y revulsivo en el gol con Gameiro. El Real Betis, por su parte, gestionaba su ventaja en modo kamikaze, sufriendo atrás y buscando quizás un tercer gol que, sin duda, era el objetivo menos aconsejable en un momento como ese. Sesteando y arriesgando en campo propio, el Valencia consiguió un gol que cambiaba su pulso en la eliminatoria. Balón en profundidad a Gameiro, que dentro del área asiste a Cheryshev para batir por fin a Joel.

Con 2-1, la ventaja seguía siendo interesante de cara a la vuelta, pero el Real Betis seguía en caída libre. No tenía muchas opciones para reforzar la defensa o la medular, pero eso tampoco era excusa para gastar un segundo cambio en refrescar el ataque. Jesé entraba por Loren, pero el partido no estaba para su lucimiento, sino para todo lo contrario. No lo vio así el equipo, que ahora estaba en peligro. Wass y Francis, de nuevo a pierna cambiada, eran los últimos cambios de un partido que, en su desenlace, mostró la peor cara verdiblanca. Con el mismo ‘timing’ que el 1-0 Gameiro, al borde del descuento, ponía las tablas en el marcador. Antes, Cheryshev había avisado con un testarazo al travesaño, preludio de un desenlace doloroso pero previsible. El Real Betis había malgastado dos goles de ventaja, pasando de dejar casi sentenciado al Valencia a revivirlo y colocarlo por delante.

Mestalla será un infierno el próximo día 28 y solo queda agarrarse a lo repetido varias veces en líneas anteriores: el Real Betis es capaz de lo mejor y lo peor. Si quiere una final, primero tendrá que haber un poco de épica.

 

JOEL ROBLES
90 MINUTOS
9/10
De no ser por él, quizás habríamos visto un partido bien distinto. Fue capaz de mantener vivo a su equipo lo suficiente para que se pusiera por delante y con dos goles de ventaja, pero no pudo evitar lo inevitable. Hizo un auténtico partidazo.

ANDRÉS GUARDADO
90 MINUTOS
7/10
Se vació sobre el verde, dejando claro que, si no esta recuperado al 100%, le queda muy poco. Hizo todo lo que se le requería en el partido, tanto con balón como sin él, aguantando los noventa minutos.
LOREN MORÓN
78 MINUTOS
7/10
Pocas veces hemos visto al Real Betis tan efectivo de cara al gol con tan pocas ocasiones. Su gol pasó de ser vital a escaso gracias a todo lo que vino tras el 2-0. Poco más puede hacer un jugador que tuvo tan pocas opciones de marcar.
JOAQUÍN SÁNCHEZ
90 MINUTOS
8/10
Acabó ‘fundido’, después de un partido de brutal desgaste para el portuense. Cumplir en defensa y hacer tanto daño en ataque, sin ser carrilero y a esa edad, es algo espectacular, pero factible para un tipo de la calidad de Joaquín.

WILLIAM CARVALHO
90 MINUTOS
3/10
No estaba para jugar este partido y se notó. Además, no fue capaz de adaptarse a un rival que le robó bastantes balones cuando recibía. Lento y sobrepasado, ralentizando casi siempre el juego del equipo si intervenía, siendo pocas las veces en las que sumó cuando distribuía.

JAVI GARCÍA
80 MINUTOS
6/10
Mucho mérito lo del murciano, pero es algo que podemos ver en algunos suplentes. Como Joel, Javi García es capaz de firmar buenos partidos o parte de ellos siempre que se le requiera, a pesar de no gozar de continuidad.
Escrito por

Periodismo deportivo. En radio, dirijo y presento el 'Estilo Betis' del martes y colaboro en el Estilo Betis del viernes de Neo FM [90.4]. Ademas, soy redactor en Beticismo.net, con la previa y el 'press review' de cada jornada: Crónica, 'Uno x uno' y MVP del partido, todo en un artículo.

No comments

LEAVE A COMMENT