Lainez, la chispa necesaria

Recibe e imprime dinamismo. Incluso quieto, empieza a mover su cadera, comienza a tender engaños al rival. La suelta, se mueve, y la vuelve a pedir. Lainez no para, y tanto que lo agradece el Betis. Debido a los contextos tácticos que suele ofrecer el rival, el equipo de Setién en muchas ocasiones tiende a ser un conjunto plano y predecible. A veces todo es lento y esperado a no ser que Canales rompa a correr. Pero la llegada del mexicano ha permitido agitar los encuentros y las defensas posicionales del contrario. No es casual que con él sobre el verde el Betis inquiete más el arco rival.

Comentaba Setién que a Lainez aún le falta mejorar su posicionamiento, pero no parece que el técnico cántabro desee que el mexicano se vuelva un jugador predecible en sus movimientos, sino que sea algo menos caótico para que sus compañeros le puedan encontrar con mayor asiduidad, pero sin perder ese punto de sorpresa.

El dinamismo y la verticalidad de Diego Lainez se antoja capital para estos próximos 10 días donde el Real Betis se jugará buena parte de sus aspiraciones en la temporada. Más allá de lo mucho en juego, los escenarios tácticos a los que previsiblemente se enfrentará Setién harán que la figura del mexicano se erija como clave. Al menos como recurso desde el banquillo, especialmente para agitar. Para romper con el orden establecido por el rival.

Valencia y Getafe van a exigir muchísimo al ataque posicional bético. Los dos no tendrán problemas en formar un repliegue bajo y esperar a los verdiblancos. Tienen recursos atrás y al contragolpe para ello, y a ambos el empate les puede valer: al Valencia por el resultado de la ida, y al Getafe por puntuar en campo de un rival directo. Escenarios diferentes serán Valladolid y el encuentro más cercano, Rennes. Los franceses se mostraron como un equipo débil defensivamente, pero disponen del compromiso y del físico para ensuciar las posiciones béticas. Por último, la propuesta de Sergio en Pucela se antoja más impredecible, pero viendo las dificultades del Betis ante repliegues bajos, como él mismo ha presenciado en vivo, cuesta creer que opte por una opción diferente.

Por todo ello, y con escasas o nulas opciones de ser titular en todos los partidos, la presencia de Diego Lainez, aunque sea breve, seguramente será importante para que el Betis y Quique Setién logren voltear el partido desde la pizarra. Si el rival se encierra y al Betis le cuesta encontrar desequilibrio y profundidad, algo que al menos Valencia y Getafe se prevé que hagan, el ex de América se presenta como la solución más efectiva. Se vienen días claves para ver de qué madera esta hecho este Betis y Lainez.

Escrito por

Uno de tantos béticos que sufren y disfrutan desde la lejanía. Periodista deportivo. Apasionado del balompié y de todo lo que sucede sobre el verde. Piensa que podría vivir sin el gol, debido a su fascinación por todo lo que sucede en el juego: movimientos, espacios, etc. Esa fascinación es la que pretende reflejar en sus artículos. Eso si, nada como explicarlo con el sabor de las deliciosas victorias verdiblancas. Siempre ha pensado que lo sueños son mentiras que un día deja dejan de serlo.

No comments

LEAVE A COMMENT