Un punto que asegura la cuarta posición en solitario

En la tarde de ayer se disputó el partido correspondiente a la Jornada 25 de la Liga Iberdrola, que enfrentaba al Rayo Vallecano con el Betis Féminas en la Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano. Un partido que terminó en tablas (0-0) y que estuvo abierto hasta el pitido final de la colegiada Martínez Martínez.

En líneas generales fue un partido muy plano, en el que podía pasar de todo y finalmente no sucedió nada significativo para ninguno de los equipos. En la primera mitad el claro dominador fue el Betis Féminas. María Pry salió con un sistema de 4-4-2 con variaciones significativas en su once inicial, dejando a jugadoras “de peso” como Irene Guerrero o Bea Parra en el banquillo, y también, a Erina Yamame, optando de nuevo por Emily Dolan bajo palos.

Los primero cuarenta y cinco minutos fueron llegadas consecutivas de las béticas a portería local. Priscila, Virgy y Yiyi, lo intentaron sin cesar pero no estuvieron del todo acertadas, y Ana Vallés fue un auténtico muro. El Rayo también tuvo alguna ocasión, pero sin problemas para la guardameta bética. Cabe mencionar, que el equipo local tuvo que hacer frente a la lesión de Oviedo en el minuto 38, que dio paso a la entrada de Iris.

Otro guión completamente distinto vivimos en la segunda mitad, el Rayo Vallecano salió con las pilas cargadas adelantando líneas e incomodando al Betis. Pese a los cambios, Pry no consiguió retomar la comodidad con la que se había encontrado su equipo en la primera mitad, aunque las ocasiones no cedieron del todo. Las ganas de marcar de Priscila jugaron en su contra sin darle el gusto, y así con todas las atacantes béticas que ayer no tuvieron su día.

Iris fue la mejor del equipo local, incluso llegó a anotar el 1-0 en el minuto 73, un golazo, pero la colegiada lo anuló por posición incorrecta. Ambos equipos lo intentaron, teniendo las ocasiones más claras en los minutos finales, pero sin suerte. Pry que veía como se consumían los minutos, parece que dio por bueno el empate y en su último cambio quitó a Priscila y reforzó el centro del campo con Ana González. Así, sin tiempo para más, llegó el pitido final con reparto de puntos en la capital.

El empate sabe a poco para las béticas tras las innumerables ocasiones que tuvieron en la primera mitad para ponerse por delante en el marcador, pero ese punto es un punto de oro que las coloca en cuarta posición en solitario. Aunque es un pena no haber aprovechado, aún más, la caída del Athletic Club en Lezama para aumentar la distancia. La tabla está muy ajustada y tan sólo quedan cinco jornadas para finalizar la temporada. Por ello, el equipo prepara ya su siguiente encuentro en el que visitarán al líder, el Atlético del Madrid Femenino, partido más que complicado.

Escrito por

Joven estudiante de Periodismo. Amante del fútbol y futura periodista deportiva. Quiere ofrecer una mejor imagen de este periodismo tan cuestionado actualmente, y demostrar que su criterio es igualmente válido.

No comments

LEAVE A COMMENT