Análisis del Betis – Villarreal

Pese a su interés táctico, partidos como el de anoche nos recuerdan la importancia de aspectos como el psicológico, la calidad individual de los jugadores y la pura suerte en el fútbol. Y es que si el Betis fue mejor que el Villarreal fue en gran parte porque sus jugadores tuvieron por fin el punto de tensión adecuado, tan lejos de la imagen un tanto indolente de los últimos partidos como de la excesiva crispación de los castellonenses –un club de presupuesto superior al Betis metido en verdaderos problemas–. A ello contribuyó un público más colaboracionista con los suyos de lo previsto por algunos, y aun así fueron necesarias la reaparición estelar de Lo Celso –virtualmente fuera de juego en las últimas semanas– y el fallo de un penalti postrero por Cazorla para que el resultado final fuera el justo.

Primeros 27 minutos

Ante un equipo rápido al contragolpe como el Villarreal, y no especialmente amigo de tener el balón, Setién optó por su planteamiento habitual en estos casos: diseñar un esquema que concediese un hombre de más al rival en la salida de balón para que a cambio el Betis ganase un hombre de más en su zona defensiva. Como la defensa inicial de los visitantes era de tres centrales tocaba pues jugar con dos puntas teóricos, y al recuperar la defensa de tres (con Feddal en el centro, por cierto) resultaba un 3-1-4-2 frente al 3-4-3 rival. El Betis volvía a su estilo de juego de posición ortodoxo (más allá de algún saque de puerta mal rifado), tomaba todos los riesgos necesarios en la salida de balón, y el partido entraba en una dinámica familiar: largas posesiones béticas ante un rival cerrado, con las líneas defensivas (de 5 y 4 hombres) habitualmente juntas, a la espera de cazar un buen contragolpe.

Algunos detalles resultaron reseñables:

– En el Villarreal Iborra quedó por fuera y Cazorla por dentro, curiosa combinación que tal vez buscaba que Iborra peinara balones largos hacia Ekambi, quien solía caer a su banda.

– Los carrileros béticos, como suelen cuando el equipo juega con solo dos puntas, atacaron muy altos para aprovechar la zona de extremo.

– Guardado y Canales, muy móvil este como siempre, buscaron la zona entre las dos líneas traseras del Villarreal. Evitaron el habitual solapamiento de sus posiciones con Lo Celso y Jesé gracias a la gran movilidad de los cuatro jugadores: un factor, la movilidad de los atacantes, que tantas veces se ha echado de menos en este Betis de Setién.

Pese a su repliegue habitualmente bastante bajo, el Villarreal intentó la presión alta en algunas ocasiones, liderada por Iborra. Mal coordinada esta, su línea de cinco quedaba casi siempre anclada atrás, provocando entonces un gran espacio entre sus líneas; si además Iborra y Chukweze saltaban sobre Mandi y Bartra, Cazorla y Morlanes quedaban en inferioridad ante los tres centrocampistas béticos:

Asumiendo riesgos importantes en la salida de balón el Betis logró salir con espacios en varias ocasiones, y por fin (otro factor muy solicitado por los béticos, y con bastante razón) castigó con velocidad al rival cuando lograba zafarse de su presión. En una de esas salidas veloces Guardado, hombre libre, habilitó a Lo Celso para el 1-0 en una jugada, hay que recordarlo una vez más, que no es un contragolpe sino una salida –muy combinada– ante presión:

El Betis sí saltaba bien en ocasiones para presionar hombre a hombre: en esos casos era Canales el que subía un escalón, mientras Guardado y Carvalho tomaban a los mediocentros rivales:

Minutos 27 al 45

Aunque el Villarreal había logrado empatar inmediatamente de córner, el Betis era mejor. De hecho no debía de gustar mucho a Calleja lo que veía porque aprovechó la lesión de uno de sus centrales para montar un 4-4-2 en rombo con Iborra de punta del diamante central, encargado de vigilar de cerca a Carvalho:

Quedaba tendida la aquí tan temida trampa del hombre libre encerrado (esta vez Feddal), refutación del 3-1-4-2. El Betis pasaba su peor tramo del partido.

Minutos 45 al 70

El Betis abre mucho a Bartra y Mandi, logra salida por los costados y, muy agresivo en la defensa hacia delante tras pérdida, somete al Villarreal y crea constantes ocasiones. Jesé busca la espalda de la defensa rival y Tello hace mucho daño por su costado: una vez más su cambio de ritmo acaba provocando la jugada del gol.

Tras este, el Betis defiende durante un buen tramo con balón, manteniendo largas posesiones ante un Villarreal noqueado. La torpeza del pivote Cáseres para ganar el tres contra dos en la salida ante los dos delanteros béticos ayuda a los locales.

Minuto 70 al final

Tocados Canales y Lo Celso (decisivos para tenerla) y tal vez con las críticas tras la remontada del Valencia en Copa en su mente, Setién renuncia al balón y blinda al equipo, que acaba montando un 5-4-1 con cinco verdaderos defensas atrás, Carvalho y Javi García como mediocentros y Tello de palomero, tras convertir en exteriores a Guardado y Joaquín (pareja de interiores por un breve tramo). Pese a que el Villarreal acumula delanteros el 3-1 está mucho más cerca que el 2-2, aunque la única ocasión del Villarreal es muy clara: un penalti casi al final.

Líena por línea

Pau ganó por fin puntos netos, y jugó muy bien con los pies, aunque pudo salir en el 1-1. Muy metido en el partido, el trío de centrales mejoró sus prestaciones respecto a los flojos partidos anteriores, y Feddal manejó la pelota con criterio.

Carvalho tuvo poca presencia para su posición, aunque mejoró con el avance del partido. La lesión de Canales, en gran forma física, es mala noticia; con su movilidad agitó al rival. Guardado, activo,hizo uno de sus mejores partidos de la temporada.

Emerson mostró buenas maneras con balón; pese a su físico desgarbado está bien coordinado y parece mostrar condiciones. Tello, a su manera, volvió a ser una pesadilla para su defensor; debe jugar siempre.

La movilidad de Jesé hizo daño, aunque empieza a vérsele agobiado ante el gol; Lo Celso, con otra actitud, volvió a ser el gran jugador de hace dos meses.

La reaparición de Junior es una gran noticia. Joaquín solo cumplió, y Javi García sacó algunos balones colgados delicados.

Setién, esta vez sin Sarabia a su lado, supo mejorar detalles de planteamiento y fue pragmático. Tal vez se juegue su futuro a largo plazo esta semana.

El detalle

Si el Betis ha recibido dos goles de córner consecutivos y es uno de los equipos que menos marca por tal procedimiento tal vez deba cuidar más los detalles. Al menos parece haberlo hecho con la posición de Tello bajo palos, cuya única misión es defender la portería en caso de remate: si en San Sebastián hubiese estado donde anoche el gol de Juanmi no habría entrado.

Los comentarios son bienvenidos y generalmente contestados. En Twitter, @juanramonlara7.

Escrito por

Músico de profesión y físico de formación, o viceversa, sus análisis tácticos le permiten combinar su pasión por el Betis con su interés por el análisis espacial del fútbol, al que contribuye desde plataformas como The Tactical Room. Confiesa debilidad por el fútbol de posición. Colabora también habitualmente con medios como Diario de Sevilla, Scherzo o Radiópolis, entre otros.

No comments

LEAVE A COMMENT