Análisis del Betis – S.D. Huesca

Tuvo que acabar el rival con diez jugadores y llegar el último minuto de un largo descuento para que el Betis superase al Huesca tras un mal partido. El Betis, cierto, fue algo mejor que su rival, pero era día para pasar por encima de un equipo que ya ha bajado los brazos (fue goleado de forma hiriente hace pocos días), con ausencias importantes y que es uno de los peores visitantes de la categoría.

Primeros 55 minutos

Y es que la más plausible causa del bajo rendimiento del Betis en las últimas jornadas es una falta de activación que a veces raya la indolencia; más adelante tocaremos el tema, aunque afortunadamente lo nuestro es la táctica; en ella los entrenadores y jugadores del Betis estuvieron tan finos como casi siempre.

Los béticos repitieron alineación (algo notable) y volvieron a usar el bien diseñado y muy especial 4-2-3-1 de Eibar, aunque (más que nunca) esa simple serie de cifras dice poco sobre los sutiles mecanismos realizados sobre el campo. Como hace una semana, los béticos defendían con un 4-4-2 en el que Lo Celso y Loren quedaban por delante de un doble pivote formado por Guardado y Kaptoum. Pero a la hora de atacar se movían de nuevo con detallismo: ambos mediocentros más Lo Celso se intercambiaban los roles de pivote e interiores para organizar un 4-3-3 en el que los laterales, en la mayoría de las jugadas, hacían movimientos de lateral-interior para que Joaquín y Tello quedaran como extremos a la antigua, por fuera. La calidad de los movimientos ajedrecísticos de los jugadores béticos llegaba a tal perfección que en algún momento clonaban con exactitud sorprendente situaciónes óptimas teóricas de espaciado de jugadores en ataque (aquí ya comentadas muchas veces):

Como sucedía en el Bayern de Guardiola, resultaban curiosos algunos detalles de las permutas entre los tres hombres de fuera: Lo Celso solía ser interior derecho muy ofensivo, pero Kaptoum se resistía a ocupar una posición tan adelantada y eso provocaba en bastantes ocasiones un original movimiento de desdoble por dentro de Junior en el que el dominicano (exactamente como le sucedía a Alaba cuando jugaba en el costado izquierdo junto a Thiago) aparecía prácticamente como delantero, a la izquierda de Loren. Por la derecha Francis sí era un obediente Lahm.

Sin embargo el ritmo del partido, tal vez obligado por prudencia ante la altísima temperatura que sufrían los jugadores, era bajo y el Betis rara vez se ponía de gol. De hecho los béticos, remisos a hacer una presión muy alta, toleraron al inicio largas posesiones de los oscenses, que por su parte jugaban también un 4-2-3-1, este clásico, en el que Melero mediapunteaba por detrás del incordioso tanque Gallego. Joaquín marcaba de cabeza mediada la primera mitad, pero el Huesca empataba pronto en la segunda parte.
Minuto 55 al final

Aunque tarde y solo con relativo éxito, el Betis trata de meter algo más de intensidad al juego y empuja al Huesca, que ya apenas sale. En el minuto 65 Setién mete a Carvalho y pasa a un 3-1-4-2 en el que Junior es tercer central y Lo Celso queda arriba con Loren. Cuando comparece Jesé prácticamente se dibuja un 3-4-3, y más aún con Lainez como extremo derecho, en un final en el que los visitantes ya se encierran muy atrás y el Betis mete arriba incluso a Feddal. Muy tarde llega un gran gol de Joaquín.

Línea por línea

Joel cumplió en un partido con poco trabajo. El penalti algo absurdo de Feddal y un encuentro de escasa autoridad de Bartra refuerzan la convicción de que los centrales de este equipo juegan más a gusto en línea de tres que en la tradicional de cuatro.

Aunque pase desapercibido por la escasa espectacularidad de sus acciones Junior hizo una verdadera exhibición física. Su dominio de cualquier balón o rival que pase por su radio de acción, más amplio que el de cualquier otro jugador, es tremendo y recuerda a los laterales del (muy físico) fútbol italiano de los 90; como además sabe parar la pelota y pasarla, como se vio en el 1-0, resulta un jugador sin techo a la vista. La cualidades de Francis son exactamente opuestas, cosa que nos hace dudar cada día más que sea un jugador válido para este nivel, al menos como lateral.

Guardado, como suele, suplió con voluntad y manejo de balón sus limitaciones físicas. No las tiene Kaptoum, que usó mil veces su arrancada para desbordar por dentro y ganar balones divididos. ¿Será lateral? Tello metió miedo pero culminó poco, al contrario que un Joaquín que demostró un amor propio y un dolor de camiseta que parece abundar poco en la plantilla. Lo Celso dejó toques de calidad y Loren no tuvo acierto ni suerte.

A su manera y paradójicamente Carvalho subió el ritmo del Betis. Jesé tuvo tiempo de fallar su ocasión habitual y Lainez tuvo muy poco, pero suficiente para mostrar escaso criterio de elección de jugada.

Eder Sarabia, sustituto de Setién ante la prensa, habló de que los jugadores “se habían partido el pecho” y abundó (como luego Bartra) en la mala fortuna del equipo en partidos “muy bien” jugados como el de Eibar o (Setién dixit semanas antes) ante el Valencia (ambos, derrotes). Aunque la autorreivindicación sea comprensible, parece evidente que este conformismo, que cae prácticamente en la complacencia de los técnicos hacia sus jugadores, ha fomentado muy poco la competitivdad de este equipo. Aunque no sea el tema central de este blog, a final de temporada analizaremos el asunto con más extensión, intentando usar datos objetivos.

El detalle

A poco del final (1-1) un córner favorable al Betis tardó interminables segundos en encontrar quien lo sacara; acciones así hablan por sí solas de la motivación del equipo.

Los comentarios son bienvenidos. En Twitter, @juanramonlara7.

Escrito por

Músico de profesión y físico de formación, o viceversa, sus análisis tácticos le permiten combinar su pasión por el Betis con su interés por el análisis espacial del fútbol, al que contribuye desde plataformas como The Tactical Room. Confiesa debilidad por el fútbol de posición. Colabora también habitualmente con medios como Diario de Sevilla, Scherzo o Radiópolis, entre otros.

No comments

LEAVE A COMMENT