William Carvalho en el nuevo estilo

El centro del campo debe estar dándole algún que otro quebradero de cabeza a Rubi. Rota la línea de cinco atrás, y apostando por un estilo más vertical pero con menor control, se ha encontrado el técnico bético con el problema de cómo acompañar a William Carvalho, quien a todas luces no es un mediocentro defensivo pese a que físicamente lo pueda aparentar. 

Al tener menos control, a este Betis le van a atacar más y, como decía Guardiola, si atacas rápido, te lo harán igual de rápido. Y este Betis quiere ser veloz en las transiciones, al menos bastante más que con el anterior técnico. En ese contexto, Carvalho, como se ha podido ver en pretemporada, sufre, pues le pasan como aviones. Y ya no cuenta con esa red de seguridad de tener 3 centrales atrás. El portugués es de muchísima utilidad con balón, pero Rubi está obligado a encontrarle un escudero más rápido y entregado en el repliegue defensivo y en la contención.

En los primeros amistosos Rubi señaló el hombre: Camarasa. Siempre que disponía un once que muchas caras titulares ahí estaba el valenciano. Pero un curso más, Camarasa fue menos de lo que se esperaba de él. Poco o nada aportó en esos encuentros preparatorios, y, sin él, Rubi se ha encontrado sin un mediocentro sólido con balón y medianamente efectivo sin él para acompañar al portugués. Kaptoum y Javi García, por diferentes motivos, hacen que el Betis sea mucho más frágil con el cuero, por lo que exponen al equipo más de lo que lo está. De poco vale un mediocentro que recupera muchos balones si pierde otros tantos. El caso de Guardado es diferente, pues su sapiencia en el terreno de juego sigue siendo un plus, aunque cada vez en menor medida, y sin el esférico nadie pone en duda su esfuerzo denodado. ¿El problema? Su edad y que ya ha demostrado que es un jugador que no garantiza 35 partidos.

Una solución aún no contemplada por Rubi, pero que puede que no le quede otra opción que valorarla en el futuro es el regreso a una línea de cinco atrás. En principio, más allá de prejuicios clásicos, es un esquema que potencia muchas piezas: Carvalho, centrales y laterales, los cuales en realidad son casi todos carrileros. Además, el cambio no parece afectar mucho a otros jugadores, excepción de Tello y, en menor lugar, a Joaquín. A ver cómo evoluciona la temporada y los últimos días de mercado, pero ahora mismo existe un desequilibrio claro en este Betis 19/20 de Rubi.

Escrito por

Uno de tantos béticos que sufren y disfrutan desde la lejanía. Periodista deportivo. Apasionado del balompié y de todo lo que sucede sobre el verde. Piensa que podría vivir sin el gol, debido a su fascinación por todo lo que sucede en el juego: movimientos, espacios, etc. Esa fascinación es la que pretende reflejar en sus artículos. Eso si, nada como explicarlo con el sabor de las deliciosas victorias verdiblancas. Siempre ha pensado que lo sueños son mentiras que un día deja dejan de serlo.

No comments

LEAVE A COMMENT