Análisis del Villarreal – Betis: cuando falla la intensidad

Un tramo final en el que rozó el ridiculo arruinó el partido de un Betis más que aceptable durante una hora de juego pero que sigue jugando al filo de la navaja y mostrando una tremenda fragilidad defensiva.

Primera mitad

Y es que el Betis de Rubi sigue presentando alineaciones ultraofensivas y fiando su suerte a lograr de esos jugadores de espíritu atacante una concentración y un sacrificio que le permitan decantar de su lado partidos sin control, jugados a cara o cruz. El equipo mantiene esa intensidad en los partidos de casa pero fiar tu suerte a la intensidad sin solucionar tus problemas futbolísticos difícilmente puede sostenerse durante mucho tiempo.

Los cambios en la alineación tampoco ayudaron a mejorar el control del juego: con Feddal por Mandi y sustituido el siempre minusvalorado Barragán por un Emerson que solo lo supera en condiciones físicas, más dentro Pedraza por Guardado, el equipo ganaba en velocidad y conducción pero empeoraba mucho en lo táctico (¿había visualizado Rubi un partido a la contra?: no hubo tal).

Posicionalmente ambos equipos jugaron planteamientos asimétricos que permiten combinar un 4-4-2 en defensa con un reparto menos cuadrado en ataque. En el Villarreal uno de sus delanteros, Moreno, caía en ataque a la banda derecha para dejar pista libre a Moi Gómez en la contraria, mientras Zambo y Cazorla atacaban como interiores por delante de Iborra. El Betis se colocaba de forma similar a la del martes pasado pero esta vez la banda limpia era para Emerson, al meterse por dentro Joaquín más de lo habitual, mientras que por la contraria Álex Moreno y Pedraza jugaban ambos pegados a la banda; si a priori resultaba extraño que el cordobés jugase por detrás de Álex, la realidad del partido demostró que ante el despliegue físico y táctico de Álex Moreno Pedraza directamente sobraba: muy castigado por el público de su exestadio pidió el balón en zonas similares a las de Álex y en defensa no tapó apenas campo.

Primera ocasión del partido: Feddal y Álex Moreno son los primeros en llegar a defender un balón a las espaldas de Pedraza

Como efecto secundario de la posición ambigua de Joaquín (17), mucho más metido por dentro que Álex por la izquierda (15), resultó un reparto de roles entre los mediocentros poco habitual: al jugar Canales a la derecha de Carvalho, resultó que el cántabro jugó más centrado y retrasado que el portugués. Este pisó terrenos de interior izquierdo, ese sitio en el que juega mejor en la selección portuguesa tan reclamado por ciertos aficionados béticos.

Posiciones medias ofensivas del Betis anoche. Fuente: As.

Mapa de calor de William. Ataque hacia la izquierda.

El equipo tenía buenas cuotas de posesión y el partido era igualado, aunque las mejores ocasiones eran para los locales. Las buenas llegadas de Moreno por la izquierda no encontraban rematador pese a la presencia de dos puntas natos.

Minutos 45 al 60

El Betis sale muy arriba, marca pronto, y durante quince minutos se tira encima del Villarreal y acumula ocasiones por llegadas de su segunda línea.

Impulso ofensivo anoche según sofascore. Betis, azul.

Minuto 60 al final

Calleja mete a Chukweze por la derecha por Moi (que jugaba en la banda opuesta), lo que desplaza un escalón a la izquierda a su mediocampo y ataque (Zambo y Gerard Moreno juegan más centrados, Ekambi caerá a aquella banda…). El nigeriano provoca un penalti, desequilibra el sistema defensivo bético y finalmenten hará un verdadero destrozo al contragolpe por su banda. Para entonces Rubi había atrasado a Ález Moreno para dar paso a Tello y cambiado cromos con Lainez donde Joaquín y Raúl donde Loren, sin resultado alguno. Empujado por el resultado, en el tramo final el Betis intenta defender hacia delante sin fe y sin que se diesen las condiciones adecuadas, resultando una goleada excesiva y sonrojante.

Línea por línea

Uno de los factores preocupantes del bajísimo rendimiento defensivo de los jugadores de campo del Betis es que además de recibir muchísimos goles Joel ya ha hecho varias paradas milagrosas, como una anoche con 0-0.

El gol no justifica la inexplicable reaparición de Emerson como titular. Ni él ni Pedraza saben colocarse en defensa lo que expuso a Bartra (torpe en el penalti) y a Feddal, obligado a defender demasiado arriba para sus condiciones, a situaciones complicadas.

Canales sacó partido de su excelente conducción para sacar la pelota por el centro, pero sus condiciones no son las de un mediocentro de cierre, puesto para el que es hora de que Rubi busque una solución en su plantilla (¿Mandi?). Carvalho se sacó una buena llegada en la segunda parte, pero en su posición favorita algo más cerca del área tampoco aportó un solo pase profundo con peligro, algo exigible en un jugador que defiende poco y no marca goles. Joaquín puso calidad y Álex Moreno (pese a que sus jugadas no se culminaran) completó una semana de presentación en Liga como bético realmente deslumbrante: tiene desborde, potencia, colocación, dominio del balón y sentido del juego.

Loren y Borja Iglesias apenas comparecieron. Tello y Lainez volvieron a decepcionar: urge mucho ceder al mexicano. Raúl intervino poco.

Los comentarios son bienvenidos. En Twitter, @juanramonlara7.

Escrito por

Músico de profesión y físico de formación, o viceversa, sus análisis tácticos le permiten combinar su pasión por el Betis con su interés por el análisis espacial del fútbol, al que contribuye desde plataformas como The Tactical Room. Confiesa debilidad por el fútbol de posición. Colabora también habitualmente con medios como Diario de Sevilla, Scherzo o Radiópolis, entre otros.

No comments

LEAVE A COMMENT